Entre   |  Regístrese

El dueño pálido de la tabaquería el blog de Ernesto Pérez Zúñiga


Tamaño de texto: A | A | A

15 de mayo, 2012

15 de mayo

 

He tenido cuatro o cinco sueños que parecía mejor olvidar. Pero he salido bajo los árboles, entre la gente, y esos sueños no se han borrado. Había una montaña y, desde lo alto, he saltado para abrazar a mi hermano, que me esperaba en el abismo. Allí, en el desierto azul, he sido el más libre. Qué estupenda sensación la de caer sabiendo que, aun con riesgo de morir, aquel salto valía la pena. En la tierra negra y templada, arenosa, compartida, hundidos los pies, tuve su abrazo.

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.