Entre   |  Regístrese

Detrás del muro el blog de Luis Calderón y Dímpel Soto


Tamaño de texto: A | A | A

9 de enero, 2012

Al Qaeda, bajo el foco ( I )

 

En Enero de 2002 el periodista sirio nacionalizado español Taysir Alluni consiguió entrevistar a Osama Bin Laden mientras los servicios de inteligencia de medio mundo pretendían localizarle. En esa entrevista Bin Laden afirmó “Somos los hijos de la nación islámica, cuyo líder es el profeta Mahoma. La situación no es pues la que describe Occidente. No hay una organización a escala mundial con el nombre específico de Al Qaeda. Ese nombre en concreto es muy antiguo y surgió de manera ajena a mi” ¿Entonces qué es Al Qaeda? Es la base, es el principio de esta historia. Es el movimiento que inspira a la galaxia de grupos terroristas de corte islámico radical, y que asume todos los éxitos de los mismos como propios aunque no intervenga siempre en la ejecución de los mismos.

 

La organización que lideró Bin Laden fue la consecuencia de una serie de acontecimientos en el mundo musulmán a lo largo de las últimas décadas. En primer lugar, la creación en Egipto por Hassan Al Banna de los Hermanos Musulmanes, grupo pionero en el islamismo político (donde el Estado y la religión son inesperables). Originariamente este grupo no realizaba actos violentos pero abogaba por la separación entre hombres y mujeres en las escuelas, por la desaparición de los partidos, por la censura del cine, la música y el teatro… Los Hermanos Musulmanes han sido oposición de los gobernantes de Egipto desde la caída del Imperio Otomano e inspiración de todo el islamismo político posterior.

 

En la actualidad, es una organización con amplia base social que ha renunciado a la violencia. Además, los Hermanos Musulmanes tienen contactos con Hamás, y con grupos radicales en otros países como Siria, Sudán o Jordania. Tras la revolución en Egipto los Hermanos Musulmanes están muy cerca de obtener el poder en el país, veremos si su actitud moderada continúa ante las presiones exteriores (EE.UU e Israel) e interiores (salafistas y jóvenes indignados).

 

El programa En Portada realizó un estupendo reportaje sobre los Hermanos Musulmanes en Mayo de 2011. 

 

Otro acontecimiento en el mundo musulmán que pudo inspirar al radicalismo islámico, y en concreto a Bin Laden, fue la revolución iraní (que no únicamente islámica) de 1979. Un ejemplo de éxito relativo del islamismo político, que había llegado al poder tras derrocar al Sha Mohammad Reza Pahlevi y enviar al ostracismo político y social al resto de grupos no islamistas que apoyaron la revolución. Hasta el momento, salvando las enormes distancias, existe cierto paralelismo entre la revolución iraní de 1979 y la primavera árabe. La revolución es realizada por un conjunto muy heterogéneo de colectivos pero son los islamistas (mejor financiados y organizados) los que acceden al poder.

 

 

El último hecho y el más determinante para la aparición de Al Qaeda fue la estrategia tomada por EE.UU. en la guerra de Afganistán de 1978-89. Durante esta guerra miles de muyahidin financiados por Estados Unidos lucharon contra la URSS dentro de la denominada Operación Ciclón. 

 

Durante la guerra, el palestino Azaam apoyado por Bin Laden fundó la Maktab Al-Khadamat (la Oficina de Servicios), encargada de reclutar muyahidin para la guerra contra los soviéticos, esta sería la semilla del movimiento posterior. Esta oficina de reclutamiento contaba con el apoyo del servicio secreto de Pakistán (ISI) que a su vez estaba profundamente respaldado por la CIA, todo valía en la lucha contra la Unión Soviética. Las consecuencias de financiar grupos radicales se siguen pagando tres décadas después. 

 

 

A mediados de los años 80 en plena guerra en Afganistán, el palestino Abdulá Azaam fundó un grupo militar que se organizaba en torno a dos campos de entrenamiento, uno con características especiales y una base (Qaeda). Semanas después, en la residencia de Bin Laden en Peshawar (Pakistán) se reunieron altos cargos del radicalismo islámico y eligieron un consejo que estaría encabezado por el propio Bin Laden al que todos juraron fidelidad.

 

La contribución ideológica de Al Qaeda planteó dos conceptos que marcaron el futuro del terrorismo de corte islamista radical. Por un lado, la obligación individual de la Yihad, cada “buen” musulmán debía hacer lo posible para liberar las zonas ocupadas por los infieles. La segunda idea inspirada en Sayyid Qutb, fue crear una vanguardia destinada a preparar el nacimiento de una sociedad realmente acorde a la tradición islámica según ellos la interpretaban.

 

Pero el hombre que inspiró mas decididamente a Bin Laden y sus correligionarios fue el ya citado Sayyid Qutb, militante egipcio que en su libro “Signos del Camino” desarrolló algunas ideas de corte muy radical. Las más relevantes son la denuncia de todas las sociedades musulmanas que aplicaran leyes seculares como infieles e ignorantes del mandato divino. La necesidad de crear una vanguardia que marcara el camino hacia un Estado Islámico basado en la Sharia (ley de Dios). Y por último, la necesidad de recurrir a la violencia contra los infieles. Sayyid Qutb justificaba la violencia en nombre del Islam y negaba la legitimidad de todo sistema político que se otorgara una soberanía que sólo podía recaer en Dios. Sayyid Qutb fue ejecutado en 1966 pero su influencia perdura sobre los radicales islamistas. 

 

sayyid qutb foto

Foto: Sayyid Qutb

 

Siguiendo estas ideas, podemos comprender como los partidarios de Bin Laden eran capaces de inmolarse en un mercado repleto de musulmanes a los que consideraban impuros por no seguir el verdadero mandato de dios. Pero como en todos los grupos terroristas, en este también existían tensiones entre Azaam y los egipcios encabezados por Al Zawahiri. Poco después, el Palestino Azaam fue asesinado, dejando vía libre a muchas teorías sobre su ejecutor. Desde el propio Al Zawahiri, hasta los rebeldes agfanos o el Mossad.

 

Todos los grupos terroristas necesitan financiación para llevar a cabo sus acciones, en un principio esta provenía de donantes muy importantes que se fueron retirando a medida que crecía la presión de EE.UU. sobre Al Qaeda después del 11-S. Algunos de estos nombres estaban reflejados en un documento llamado “La cadena de oro” encontrado en la sede de una ONG musulmana en Sarajevo. Mencionados los Balcanes, apuntar que durante la guerra librada contra los serbios los ejércitos occidentales lucharon una vez más junto a los muyahidin. Un ejemplo más de la multitud de conexiones entre los yihadistas y los intereses de Occidente a finales del Siglo XX. En la actualidad, en los Balcanes siguen existiendo grupos islamistas radicales como la Juventud Islámica Activa en Bosnia.  

 

La financiación de la Base también provenía del dinero de Bin Laden, pero a diferencia de la retórica de los medios de comunicación occidentales, el “jeque” saudí llevaba ya muchos años sin ser millonario cuando fue asesinado y mucho menos murió en una mansión. Estas afirmaciones claramente interesadas, van dirigidas a desprestigiar la figura de Osama bin Laden ante los ojos del mundo, algo desde mi punto de vista innecesario pues quien instiga y alienta el asesinato se retrata a si mismo.

 

Aclarar que, la fortuna de Bin Laden disminuyó considerablemente después de la primera guerra del golfo, cuando se produjo la ruptura entre este y el régimen saudí a consecuencia del apoyo saudí a la intervención de los EE.UU. contra Sadam Hussein. Curiosamente, esta es la única “conexión” entre Saddam y Bin Laden. Para Osama Bin Laden permitir la presencia de tropas estadounidenses en Tierra Santa era una afrenta imperdonable. El régimen saudí impidió que Bin Laden siguiera recibiendo los intereses de sus acciones familiares, esta decisión provocó que Bin Laden perdiera gran parte de su dinero pero le hizo ganar prestigio entre el Islamismo más radical.

 

bases usa golfo

Mapa: Bases EE.UU. en Oriente Próximo

 

Podemos discernir que los líderes de este Frente Islámico Mundial no eran en absoluto ignorantes ni habían sido castigados por la pobreza. Por tanto es un mito, que organizaran la lucha contra occidente por sus condiciones personales. Bin Laden hasta finales del siglo XX fue millonario, Al Zawahiri era médico y muchos otros dirigentes de Al Qaeda estudiaron en EE.UU., claro indicador de niveles de vida elevados. En 1998 Bin Laden y Al Zawahiri anunciaron en un nuevo documento la creación de un Frente Islámico Mundial para luchar contra “judíos y cruzados” hasta expulsarlos de suelo musulmán. El 7 de Agosto de ese mismo año varios terroristas hicieron estallar las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania utilizando vehículos cargados de explosivos. Ese año los medios de comunicación dieron a conocer al jeque Osama pero lo peor estaba por llegar.

 

El 11 de Septiembre de 2001 varios terroristas instruidos en los campos de entrenamiento de Afganistán y con amplios conocimientos de vuelo, secuestraron y estrellaron cuatro aviones en territorio de los EE.UU. Bin Laden se convirtió en un icono a escala mundial, un individuo capaz de golpear a la superpotencia del planeta, muchos lo mitificaron, otros lo utilizaron para limitar los derechos humanos y civiles en todo el planeta.

 

Después de estos atentados comenzaba la “guerra contra el terror” de George W. Bush y bajo esta, la ocupación de Afganistán e Irak. El mundo había cambiado. 

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

ISSN: 2173-4186 © 2014 fronterad. Todos los derechos reservados.

.