perfiles

Los Panero. Encinas parían cadáveres

Violeta Serrano

Los grajos no son cuervos, pero se parecen bastante. He escuchado toda mi vida los mismos ruidos que los Panero debían oír desde la casa de su padre. Esos graznidos impertinentes y las campanas de la catedral tocando a misa o cada hora en punto, con todos sus cuartos y medias

más »

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.