Entre   |  Regístrese

El laberinto español el blog de Cristina Vallejo


Tamaño de texto: A | A | A

12 de septiembre, 2017

¿Cómo baja la pobreza en Estados Unidos?

 

Acabamos de conocer el informe anual sobre evolución de la renta, la pobreza y la desigualdad en Estados Unidos. Lleva publicándose durante los últimos cincuenta años y es completísimo: ofrece información sobre los diferentes tipos de hogares, lugar de nacimiento, etnia, región de residencia, nivel educativo... Por lo tanto, es de visita y lectura obligada para quienes están preocupados por lo que sucede en la sociedad de la primera potencia mundial.

 

Bien, según recoge, en el año 2016, el porcentaje de personas que vivían por debajo del umbral de la pobreza se situaba en el 12,7%, lo que supone una reducción desde el 13,5% de 2015, y casi volver a igualar la tasa de 2007 (12,5%), el año previo al estallido de la crisis.

 

De un año para otro, entre 2015 y 2016, la tasa de pobreza cayó ocho décimas en Estados Unidos. En números absolutos, de los 43,123 millones de pobres que había en Estados Unidos en 2015, se redujeron hasta los 40,616 millones de 2016. Se trata de la segunda reducción consecutiva de la tasa de pobreza y del número de pobres que se produce en Estados Unidos. En este enlace pueden ver el análisis del informe del año pasado.

 


 

Esta mejora, esta aparente superación de la última crisis financiera, económica y social, no puede hacernos olvidar que persisten diferencias sustanciales entre diferentes grupos sociales. Persisten numerosas fracturas sociales en el país y es lo que repasaremos someramente en las próximas líneas.

 

Por grupos étnicos, la tasa de pobreza más elevada se encuentra en la población negra, con un 22% (frente al 24,1% de 2015), seguida de los hispanos, con un 19,4% (21,4% un año antes), en comparación con la población blanca no hispana, con un 8,8% (en 2015 se situaba en el 9,1%). Existe, pues, una distancia de casi catorce puntos porcentuales en la tasa de pobreza que sufre la población negra, la más desfavorecida, y la población blanca.

 

Pero en el año 2016 la tasa de pobreza cayó dos puntos porcentuales en la población negra y la hispana, y sólo tres décimas entre la población blanca no hispana. ¿Se está cerrando la brecha? Lo veremos un poco más adelante, cuando comparemos las cifras de 2016 con las de 2007, pero a primera vista sí podemos afirmar que persiste una diferencia muy amplia.

 

El 12,3% de las personas nacidas en Estados Unidos se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, frente al 15,1% de quienes no han nacido en el país. Respecto a estos últimos, entre quienes sí tienen la ciudadanía estadounidense la pobreza incide en un 10%, frente al 19,5% en que lo hace entre quienes no son ciudadanos americanos.

 

La pobreza es sobre todo negra e hispana, pero también incide más sobre las mujeres que sobre los hombres: el 14% de las mujeres viven bajo el umbral de la pobreza, mientras que la tasa de pobreza masculina es de un 11,3%. La pobreza masculina está por debajo de la que sufre el conjunto del país, mientras que la femenina se encuentra por encima. La reducción de la pobreza masculina ha sido de nueve décimas entre 2015 y 2016; la femenina, de ocho.

 

Por tipo de familia, entre las parejas casadas, la tasa de pobreza estaba en 2016 en el 5,1%. En las familias monoparentales encabezadas por una mujer, el porcentaje de pobres se multiplica por cinco, hasta el 26,6%. En las familias monoparentales encabezadas por hombres baja a la mitad, hasta el 13,1%.

 

¿Qué sucede por grupos de edad? Los menores de 18 años son los que sufren la tasa de pobreza más elevada, con un 18% (o 13,3 millones de niños y adolescentes), seguidos de quienes tienen entre 18 y 64 años, con un 11,6%, mientras que "sólo" un 9,3% de las personas de 65 y más años viven bajo el umbral de la pobreza.

 

Una vez más, el grupo en el que más incide la pobreza es aquél en el que ésta más ha bajado entre 2015 y 2016: entre los menores de 18 años se ha reducido en 1,7 puntos porcentuales (en 2015 se situaba en el 19,7%). Pero, ojo, en el grupo de mayor edad, la tasa de pobreza era en 2016 más alta que en 2015 (se ha incrementado desde el 8,8% hasta el 9,3%).

 

Diferencias étnicas, de género, de edad, de nacimiento. Son muchas brechas a las que aún hay que sumar más. Por ejemplo, la geográfica. El sur, con un 14,1% de sus ciudadanos bajo el umbral de la pobreza, es más pobre que el noreste (10,8%). Además, el oeste (12,8%) es más pobre que el medio-oeste (11,7%).

 

Tener una discapacidad eleva la probabilidad de ser pobre en Estados Unidos: el 26,8% vive por debajo del umbral de la pobreza, frente al 10,3% del resto de la población.

 

También no tener estudios incrementa el riesgo de caer en una situación de pobreza: el 24,8% de quienes no han acabado el instituto viven por debajo del umbral de la pobreza, frente a apenas el 4,5% de las personas con una licenciatura. Una vez más, la tasa de pobreza ha bajado más entre quienes era más alta: ésta ha caído entre quienes no han terminado la educación secundaria en 1,5 puntos. En cambio, entre quienes sí acabaron el instituto y se quedaron ahí, la tasa de pobreza ha subido en 0,4 puntos, desde el 12,9% hasta el 13,3% entre 2015 y 2016.

 

¿El trabajo es un antídoto contra la pobreza? No del todo. El 5,8% de los trabajadores estadounidenses vive por debajo del umbral de la pobreza (en 2015 eran el 6,3%). El 2,2% de los empleados a tiempo completo es pobre. Entre quienes trabajan a tiempo parcial, el 14,7% no llega al mínimo de ingresos que se considera que garantiza una supervivencia digna.

 

¿Quiénes sí han superado la crisis?

 

La tasa de pobreza de Estados Unidos registraba su nivel reciente más alto en 2010 en el 15,1% de la población. Ha bajado hasta el 12,7%, nivel que se acerca al de 2007 (12,5%), año previo al del inicio de la recesión americana. ¿Están los diferentes colectivos sociales recuperándose al mismo ritmo de la crisis?

 

Entre la población blanca, la tasa de pobreza está ahora en el 8,8% cuando en 2007 se situaba en el 8,2%. La población negra, en cambio, sí ha registrado una mejora, al encontrarse en 2016 su tasa de pobreza en el 22%, frente al 24,5% de 2007. Y también ha experimentado un avance similar la población hispana, en la que el porcentaje de personas que viven bajo el umbral de la pobreza se ha reducido alrededor de dos puntos entre 2007 y 2016, desde el 21,5% hasta el 19,4%.

 

Por edad, la pobreza se encuentra en 2016 en el mismo nivel que antes de la crisis en el caso de los menores de 18 años (18%). Es más alta entre las personas de entre 18 y 64 años (11,6% de 2016 frente al 10,9% de 2007). Y es más baja entre las personas de 65 y más años (en 2016 se encuentra en el 9,3%, frente al 9,7% de 2007).

 

 

 

Sígueme en twitter: @acvallejo

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.