Entre   |  Regístrese

La creación compatible el blog de Emilio López-Galiacho


Tamaño de texto: A | A | A

3 de diciembre, 2016

Arte, discapacidad y contexto

 

En 1977, el filósofo Nelson Goodman propuso sustituir la pregunta ¿qué es arte? por ¿cuándo es arte?, sugiriendo así la posibilidad de que algo pudiera funcionar como obra de arte en una determinada situación, pero no en otra.

 

Este pequeño gran gesto introdujo oficialmente en la crítica contemporánea el valor sancionador del contexto de exhibición, permitiendo no sólo entender mejor a figuras como Duchamp, Beuys o Broodthaers, o eventos como la Documenta de Kassel, sino también, en general, ofreciendo la oportunidad de recuperar —aunque fuera temporalmente— aquél aura que Walter Benjamin daba por perdida en toda obra reproducida. El crítico Boris Groys, que otorgó ese papel reaurizador a la instalación, escribía en 2010 que en el contexto del arte contemporáneo, hacer arte es mostrar un objeto como arte. Para Groys, la instalación crea un aquí y ahora topológicamente bien definido, en el que el aura puede volver a emerger. Se trata de un complejo juego de dislocaciones y recolocaciones, de deterritorializaciones y reterritorializaciones.

 

¿Cómo introducir ese juego en la docencia? Muchos pensamos que a través de experiencias pedagógicas multicapa, transversales y contextualizadas. A esa clase de experiencias pertenece el encuentro/taller sobre Arte y Discapacidad Intelectual que el grado de Bellas Artes de la Universidad Nebrija organizó el pasado jueves 1 de diciembre en Madrid. De carácter abierto, con numerosa presencia de estudiantes, profesores, agentes sociales y fundaciones (Plena Inclusión Madrid, ONCE, Universia, Repsol, DKV, Carmen Pardo Valcarce)) y artistas de capacidades muy variadas (entre ellos, miembros del maravilloso colectivo ‘Debajo del sombrero‘), el evento fue una invitación a superar las inercias de los enfoques meramente ocupacionales o terapéuticos, y vincular de forma gozosa las capacidades intelectuales y creativas con la singularidad de cada momento.

 

Durante todo el encuentro estuvo muy presente la necesidad de revisar palabras y etiquetas. Sin caer en buenismos o compasiones estériles, ni generalizar excepciones, parece urgente enriquecer y complejizar el adjetivo discapacitado, como Goodman hizo con el adjetivo artístico. Al igual que el arte, la idea de discapacidad no es una noción absoluta, sino que tiene que ver con la relación que se establece entre individuo y entorno en una situación concreta. Todos somos capaces o incapaces en determinados contextos. Ya es hora, pues, de cambiar la pregunta ¿qué es discapacidad? por ¿cuándo es discapacidad?

 

 

Licencia de Creative Commons

 

 


Vista parcial de la instalación realizada durante el evento en el patio del Campus

 

 


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.