Entre   |  Regístrese

Sestear absorto y pálido el blog de José de Montfort


Tamaño de texto: A | A | A

10 de marzo, 2017

Un sonido magenta

 

Sé que vengo demorado; bastante demorado, diría.

 

Pero es que ha habido mucha agitación estos días últimos. No turbulencias, sino más bien de, por decirlo con Esperanza Guisán, “vibrar como una cuerda al unísono con las otras cuerdas humanas”. Sí, eso.

 

Mejor.

 

Y aquí estoy en la noche, escuchando ese violín “que revive cada noche una mano / de no sé quién ni cómo”, al decir de José Antonio Moreno Jurado.

 

Tratando de mecerme en la claridad de la luna llena.

 

Y prometiéndome a mí mismo que mañana hallaré un hueco, apenas un resquicio, y un brote de energía renovada, para dar salida o forma o acaso para poner en claro y unir en una sola voz tantas y tantas historias que he escuchado de múltiples voces cálidas, acogedoras y sensuales en esos días últimos, días de vibrar esperanzadoramente y escuchar violines y de mecerme en una sinuosidad tan tan grata.

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.