letras

Anna Ajmátova: la lírica voz de lo político

Olvido García Valdés

“Un pueblo no elige a sus poetas –escribió Mandelstam–, lo mismo que no se elige a los padres”. Una época no elige a sus poetas, los ama, aprende de memoria sus poemas. En la memoria conservaron algunas personas Réquiem; Ajmátova destruyó entonces sus archivos, y ella y quienes amaban sus poemas los memorizaron según los iba escribiendo para conservarlos. Impresiona lo viva que permaneció en Rusia la vieja transmisión oral de la poesía

más »

© 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.