Entre   |  Regístrese

El arte del ajedrez el blog de Amigos del ajedrez


Tamaño de texto: A | A | A

10 de marzo, 2017

ARTE64 Ceguera colectiva

 

 

C. Cozio   (1766)   “Il giuoco degli scacchi”

 

 

 

 

 

 

 

Juegan negras y ganan blancas

 


 

Ahora que nos hallamos a principios del siglo XXI, da igual  que softwares de ajedrez tales como el Stockfish (¡3414 puntos Elo!), Komodo 9.2 (3405), Houdini 4 (3329), Gull 3 (3262) y Equinox 3.30  (3242) superen en  540 a 370 puntos Elo - ¡que se dice pronto! - la mejor marca (2872 puntos) lograda hasta ahora por el campeón mundial actual, el joven GM noruego Magnus Carlsen.

 

Como bien lo sabe todo ajedrecista experimentado, el único interés del noble juego – y su supervivencia - depende hoy en día más que nunca del error humano, que siempre existirá, ya que está sometido a factores incontrolables como el estilo de juego y los errores de cálculo, imputables a la distracción o el cansancio.

Es un consuelo, pues, constatar que ningún humano jamás jugará  a la perfección, pese al avance imparable de los programas de ajedrez, que se han vuelto demasiados fuertes para competir con jugadores de carne y hueso…pero que siguen constituyendo su mejor aliado  para el análisis de las partidas.

 

En este orden de cosas, los errores cometidos ante el tablero no suelen tardar mucho en descubrirse. Sin embargo, existen notables excepciones…como el caso que le presentamos hoy. La composición del italiano C. Cozio fue publicada en 1766 y se dió por buena durante…¡más de DOS siglos!

Según el autor, para detener al veloz candidato blanco en b6, las negras disponían de una sola maniobra defensiva, que se iniciaba con la vuelta a casa de su expatriada Torre. Tras la obligada 1…Tf2, las blancas se imponían cómodamente en la variante lineal 2.b7 Tf8  3.Af5 Tb8  4.Ac8 Rg7  5.Rb5 Rf7  6.Rc6 Re7  7.Rc7. Una solución que fue aceptada sin rechistar por ¡ocho generaciones de ajedrecistas!

 

Hasta que un día de 1981, al investigador Walter Veitch se le ocurrió “pensar”, cosa que no habían hecho sus predecesores, obnubilados por una evidente e inexplicable ceguera colectiva. No tardó en descubrir una secuencia ganadora, pero, esta vez,…¡para las Negras!,en la que nadie había reparado.

Ahora que está advertido, atento lector, ¿la hallará usted en menos de 10 minutos?

 

 

Solución de ¡Mate con tomate! :

 

 

 

 

 

 


 

El factor tiempo y una correcta secuenciación eran indispensables para hallar la clave que lleva al mate en 5 jugadas:

 

1.Db8+!!  Rb8:

 

 La atracción del Rey enemigo a una casilla desfavorable es el prolegómeno, una importante ganancia de tiempo, de la secuencia matadora. Y es forzada, ya que la captura 1…Tb8: posibilita el mate ahogado 2.Cc7#  

 

 2.Cd7+ Ra8  3.Cc7+ Tc7: 4.Tf8:+  Tc8  5.Tc8:#    ¡Así de simple!

 

René Mayer  ([email protected])

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.