Entre   |  Regístrese

El mirador el blog de Alfonso Armada


Tamaño de texto: A | A | A

28 de diciembre, 2014

Dios no es necesario

 

Valle 1

 

 

Ante un cardo escarchado

el gran silencio.

Ante árboles de Kiarostami,

un jirón de niebla.

Ojalá hubiera nacido Dios

anoche.

No ha de servir,

por eso dejamos el pueblo atrás

desvaneciéndose

como si no fuéramos a volver nunca

bajo una niebla que borra

lo que existe,

los hombres

nuestros hermanos.

No somos mejores

sino distintos.

Pájaros más frágiles

que tú y que yo

cantan emboscados

en los pinos

que apenas vemos.

Seda vieja

la niebla hace dudar

de los campos

y de las Escrituras.

¿Y ese rumor lejano

como si fuera el universo

acrecentándose?

Coches, dioses, aeronaves…

Contrafuertes

palabras

de un mundo extraño

que nos ha permitido todo esto.

Seguimos

por un camino

entre lomas labradas

primorosamente

por los hijos de Horacio,

seres que callan mucho más 

de lo que dicen.

Yo no sé si ha nacido

un dios rabiosamente humano.

No lo necesito.

Escucho los latidos

de quien conmigo va

en silencio

como los árboles

que desde lejos

nos hacen señas:

al niño que fuimos

al cadáver que seremos.

Árboles como mujeres

de niebla 

echarpe que cubre la lengua

escarcha

cristal de hielo

que doblega las plantas silvestres

no los cardos

y nos obliga a escuchar

el gran corazón del tiempo

lo que sólo descubrimos

mientras nos vamos.

 

Vallelado 2

 

 

Fotos: Corina Arranz

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.