Entre   |  Regístrese

Mise en Abyme el blog de ArtAce, Eme Uve Ele, Laurel de Baco y Sir McTinta


Tamaño de texto: A | A | A

11 de julio, 2013

God Save Vivienne

 

 

"Escupíamos sobre todo y sobre todos, incluidos nosotros mismos" - The Sex Pistols  

 

El pasado mes de mayo, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MET) inauguró la exposición Punk: Chaos To Couture la cual a través de montajes multimedia, fotografías, música, videos y como no, vestuarios, muestra el impacto del Punk en el mundo de la moda desde su nacimiento en 1970 hasta la actualidad. A través de un recorrido histórico desde sus inicios con los Sex Pistols y Vivienne Westwood, hasta las posteriores influencias en diseñadores como Maison Martin Margiela, John Galliano o Alexander McQueen la exposición parte de la relación entre el concepto punk del "do it yourself" (hazlo tú mismo) con el concepto propio de la alta costura "made to measure" (hecho a medida).

 

El hecho de que el MET (uno de los museos de arte más destacados del mundo) dedique una muestra a este movimiento no hace más que corroborar la importancia e influencia que ha tenido el punk en diversas disciplinas, ya no sólo musicales si no también en la moda, el arte y la cultura como una filosofía de vida que vio en la música y en la ropa el instrumento más efectivo para revelarse contra su impuesta realidad.

 

 

“Aquí un acorde, aquí dos más. Ahora ya puedes formar tu propia banda”

 

El punk inglés, nació en un Londres de principios de los 70 más gris y frío de lo normal, repleto de padres conformistas que sin embargo habían criado -pero no educado- a hijos inconformistas para con la sociedad superficial y decadente en la que se encontraban inmersos, con el desempleo  y el aumento de la pobreza como telón de fondo y con una juventud sin esperanza que no veía más futuro que las 6 a las 5:30. Fue así como multitud de adolescentes comenzaron a evadirse por medio de la música creando un estilo musical primario, directo y ruidoso donde lo menos importante era tener conocimientos musicales y cuya aspiración principal era ser siempre unos simples amateurs.

 

Johnny Rotten, cantante de Sex Pistols definió al Punk como un "conjunto de ruidos" en el que el único requisito era saber repetir el mismo ruido dos veces seguidas "y ya estás haciendo música". La falta de seriedad y de calidad musical permitió  que el punk se convirtiera en un movimiento contracultural y social con una simbología propia contraria a la autoridad establecida, la religión, los gobiernos y cualquier otra institución que pudiese reprimir al ser humano.

 

"Ser irresponsables. Ser irrespetuosos. Ser todo lo que esta sociedad detesta"

 

Malcolm McLaren y Vivienne Westwood se conocieron a mediados de los 60 cuando él estudiaba Bellas Artes en Londres y ella era una profesora de primaria casada y con un hijo. Ella dejó todo por irse con él y a los pocos meses se quedó embarazada. La abuela de McLaren -perteneciente a la alta sociedad londinense- nunca aprobó esta relación y cuando se enteró de la noticia les dio dinero para que interrumpieran el embarazo y Westwood se lo gastó en un conjunto de ropa interior. Años más tarde, la diseñadora confesaría que cuando abandonó a su entonces marido por irse con McLaren, todavía le quería, pero que lo hizo por simple aburrimiento. El joven, culto y cosmopolita estudiante londinense se convirtió en su compañero ideal para romper con toda su estabilidad anterior.

 

Durante sus diferentes estudios artísticos, McLaren estuvo influenciado por el movimiento situacionista francés el cual promovía acciones "absurdas" y provocativas como medio para promover el cambio social. Este movimiento de vanguardia caló hondo en los ideales del joven McLaren cuyo pensamiento se convirtió años después en el germen ideológico del nacimiento de los Sex Pistols.

 

En 1971, McLaren y Westwood abrieron una tienda de ropa juvenil llamada Let it rock la cual fue todo un éxito. En 1974 el empresario viajó a Nueva York y estableció contacto con grupos iniciadores del Punk como los New York Dolls o The Neon Boys intentando, sin éxito, convertirse en el manager de estos. A su regreso a Londres y completamente fascinado por la nueva oleada anticonformista que estaba originándose en Nueva York, McLaren decide cambiar el rumbo estilístico de su tienda. De esta manera, la pareja pasó de vender ropa para "jóvenes inglesitos" a crear una línea inspirada en el fetichismo y diseñada por Westwood bajo la nueva mirada Punk que McClaren había conocido en la ciudad americana. Su mayor inspiración fueron los componentes de The Neon Boys los cuales lucían camisetas rasgadas, collares de perro y cazadoras de cuero desgastadas. La antigua Let it Rock fue rebautizada como SEX y pronto comenzó a atraer a la juventud más "rebelde" y alternativa de la ciudad.

 

Convencido de su potencial como manager, McClaren comenzó a hacer algunas audiciones en el interior de la tienda y en pocos meses había formado la banda Sex Pistols, de la que sería su representante durante los tres años de existencia de la banda,  abanderada del ideal punk que tanto le obsesionaba. Vivienne Westwood se convirtió así en la diseñadora y estilista del grupo, reflejando en sus creaciones toda la estética de rebelión que tanto caracterizaba al movimiento y que ella misma definió como vestuario de confrontación: "el estilo punk se definió a través de la violencia de sus cut-ups (como los ready mades de Duchamp) objetos cotidianos que se convertían en arte porque ellos lo proclamaban como tal; imperdibles, pinzas de tender ropa, cadenas del WC, collares de perro...cualquier  objeto podía verse arrastrado hasta las regiones de la anti-moda punk" (Hebdige, 2004).

 

El estilo era ecléctico: podía incluir prendas de piel de estilo fetichista, camisetas con mensajes y grafitis desgarradas, estampados de leopardos, medias de rejilla e incluso elementos de los típicos uniformes escolares ingleses como faldas de colegialas y corbatas, debidamente profanados. Los imperdibles eran usados a modo de piercings en mejillas, pezones y labios, en una clara referencia al sadomasoquismo y demás perversiones eróticas, reflejando la tendencia irreverente y contraria a la concepción moral de estética y cultura con el único fin de "encanecer el pelo de mamá" (Lévi-Strauss).

 

A mediados de los 70, y en tan sólo un par de años, Westwood y McLaren se habían convertido en los ideólogos y líderes estéticos del punk y los Sex Pistols en su instrumento de propaganda y publicidad más efectivo.

 

En 2006, McLaren concedió una entrevista a la revista Rolling Stone con motivo del 30 aniversario del nacimiento del punk en la que declaró que nunca vio a los Sex Pistols como un grupo de música en sí sino como "una idea mía, propia, en constante movimiento"

A pesar de que los Sex Pistols no estuvieron juntos más de 3 años (las drogas, arrestos de los miembros, despidos de discográficas, peleas internas y polémicas fueron constantes y el grupo acabó disolviéndose en 1978 tras la marcha de Rotten, un año antes de la muerte del bajista Sid Vicious por sobredosis, con tan solo 21 años) el punk como estilo siguió evolucionando y con él la carrera de la diseñadora Vivienne Westwood.

 

 

 

Los Sex Pistols y Malcolm McLaren firmando el contrato con la discográfica A&M delante del palacio de Buckingham en 1976.

 

 

McLaren y Westwood luciendo en su camiseta la portada del sencillo God Save The Queen en Londres, 1977.
 


La Dama Punk del Imperio Británico

 

En 1981, Westwood presentó su primera colección en la Semana de la Moda de Londres consolidándose como uno de los talentos británicos mas originales del mundo de la moda. Dos años más tarde mostró su colección en Paris y en 1984 exportó sus creaciones a Tokio, una de las ciudades donde la diseñadora británica goza de mayor éxito. Ha sido nombrada en dos ocasiones diseñadora del año en Reino Unido, en 1994 recibió la importante Orden del Imperio Británico por sus logros como diseñadora de manos de la mismísima (God save the) “Queen” y en 2004 el Victoria and Albert Museum de Londres le dedicó una exposición temporal por sus 40 años de trayectoria profesional. En 2006 fue nombrada Dama del Imperio Británico, y en la actualidad, a sus 71 años la "última superviviente del punk" como ella misma se define, está más centrada en su defensa por los Derechos Humanos y el cambio climático desde su blog activeresistance.co.uk que en la cultura actual. En sus últimas declaraciones a la edición inglesa de la revista Harper´s Bazaar, con motivo de la inauguración de la exposición del MET, la diseñadora confesó la desilusión que se llevo tras la desintegración de los Sex Pistols y la posterior muerte de Sid Vicious: "Me di cuenta de que los chicos habían estado interesados en el punk sólo por su apariencia. No creo que ninguno tuviese convicción alguna. Sólo querían pasar un buen rato" y que esta desilusión sigue presente hoy en día "Nadie es activo políticamente, es por eso que no tengo interés en el punk de ahora, aunque luzca fantástico"

 

 

La moda con lengua

 

Corrupción, desempleo, pobreza, crisis, desilusión...estos motivos fueron los que llevaron a multitud de jóvenes ingleses encabezados por el binomio Westwood-McLaren a romper con lo establecido. Tal vez no hicieron nada real por cambiarlo. Simplemente adornaron con imperdibles la realidad en la que les había tocado vivir, y le compusieron una BSO con The Clash, The Unwanted o The Sex Pistols. Pero fueron libres, y eso era más que suficiente.

 

Westwood dice que tiene credibilidad en seguir diseñando porque la moda le da voz. Siempre fue su medio para expresarse, para mostrar por medio de sus creaciones lo que la sociedad no quería entender. Y realmente lo consiguieron. A pesar de la censura. Si te tapabas los oídos, veías la imagen de la reina Isabel II grafiteada, con un imperdible en la boca, siendo la portada de una de las canciones más famosas de la historia. Si te tapabas los ojos, lo que escuchabas era a los Sex Pistols proclamando su "Anarchy in the UK".

 

La generación punk golpeó y golpeó las puertas hasta que nadie pudo seguir haciéndose el sordo en aquella realidad, su realidad, que actualmente es más nuestra que nunca. 

 

PD: Si eres uno de  los afortunados que va a estar en Nueva York este verano, la expoisición del MET permanecerá abierta hasta el 14 de agosto 

 

Eme Uve Ele

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.