Entre   |  Regístrese

Mise en Abyme el blog de ArtAce, Eme Uve Ele, Laurel de Baco y Sir McTinta


Tamaño de texto: A | A | A

12 de agosto, 2014

Pink Floyd's The Wall: De la cuna a la locura (2/4)

 


En esta segunda entrada del especial Pink Floyd que estamos realizando en Mise en Abyme, hablaremos del primer disco que conforma el doble volumen The Wall.

 

De un corte marcadamente conceptual, ésta “ópera rock” retrata la vida de una estrella del rock ficticia llamada Pink que va reprimiéndose a lo largo de su vida debido a diferentes traumas que ha sufrido a lo largo de la misma. La tristeza del personaje tras la muerte de su padre en la II Guerra Mundial, la sobreprotección materna, la estricta educación británica, sus fracasos amorosos o su relación con las drogas son los principales temas tratados. Para combatir estas frustraciones y dificultades, el personaje va construyendo un muro a su alrededor formado por ladrillos que le aíslan de todos esos traumas interiores con el fin de protegerse del mundo cruel y de la vida, pero que al mismo tiempo le conducirán a un mundo irreal, opresivo y autodestructivo. 

 

Concebido como un “todo”, una creación continua, el disco está formado por un total de 26 canciones, 13 en cada disco. La canción Another Brick in the Wall Pt.2, convertida con el paso de los años en todo un himno juvenil contra la educación doctrinante, se alzó como la canción mas representativa del disco y una de las mas conocidas del grupo

 

En líneas generales y a modo de introducción, en The Wall se nos narra la historia de un personaje llamado Pink. Aún centrándose en las tragedias individuales de un personaje, en el disco hay largos tramos dedicados a una crítica feroz a la guerra, genialmente introducidos mediante episodios de locura del protagonista Pink, nacido a finales de los años 30. Su primer trauma viene dado por la pérdida de un padre, ya de por sí ausente, en la II Guerra Mundial. A partir de este primer punto de inflexión, todo lo siguiente que le ocurre en líneas generales son fracasos. Con una infancia marcada de forma potente por una madre autoritaria y sobreprotectora, su adolescencia es problemática. Siendo joven, alcanza el estrellato como músico de rock. Terriblemente marcado por fracasos personales, las drogas y la fama le hacen alejarse cada vez más del mundo que le rodea llegando a aislarse por completo de todo. Durante ésta etapa de su vida, Pink tiene alucinaciones en las que se ve a sí mismo vestido de dictador militar. A través de estas alucinaciones “escupe” toda su ira y complejos acumulados a lo largo de su desastrosa vida. Finalmente, tras una sobredosis, el protagonista de la historia se somete él mismo a un juicio interno en el que, la sentencia dictamina que tendrá que derribar el muro que ha construido a su alrededor para mostrarse tal y como es ante aquellos a los que no quiere ver.

 

A lo largo de los discos, existen referencias a la infancia de Roger Waters, a los problemas que acompañan al estrellato, al consumo de drogas y entre líneas hay toda una línea argumental en la que se puede leer la crítica de criar niños en ambientes opresivos que luego pueden desembocar en personas adultas con serios problemas que terminan siendo líderes de masas a las que alentar con discursos peligrosamente agresivos

 

Disco 1: De la cuna a la locura

 

Concebida como ya hemos señalado como una “ópera”, la obra está dividida en dos actos muy claros divididos por discos. Sin embargo, no es sólo una cuestión de logística (toda la obra no habría entrado en un solo disco) sino que la división está claramente estudiada. En el primer disco se nos presenta al personaje de Pink desde el momento de su nacimiento hasta que alcanza el estrellato. Toda esta etapa de su vida, estará marcada por el trauma ya mencionado de la muerte de su padre, casi un desconocido para él, y por la omnipresencia de su madre. Por el camino aparecerán profesores autoritarios, novias que le harán daño y también se introducirán las drogas. El final del acto estará marcado por la finalización de la construcción del muro y la despedida de Pink del mundo que le rodea.

 

 

El personaje de Pink interpretado por Bob Geldorf en la película The Wall

 

Para comprender mejor el conjunto de la obra, separaremos los diferentes tramos de la vida de Pink agrupando canciones de acuerdo a la interpretación que queremos llevar a cabo.

 

----------------Infancia------------------

In the Flesh?

The Thin Ice

Another Brick In The Wall Pt.1

The Happiest Days Of Our Lives

Another Brick In The Wall Pt.2

Mother

 

-------------------Adolescencia ------------------- 

Goodbye Blue Sky

Empty Spaces

Joung Lust

 

-----------Descenso a los infiernos-------------

One Of My Turns

Don’t Leave Me Now

Another Brick In The Wall Pt.3

Goodbye Cruel World

 

-------------------- Muro finalizado ------------------

 

 

Infancia 

 

In the Flesh?

The Thin Ice

Another Brick In The Wall Pt.1

The Happiest Days Of Our Lives

Another Brick In The Wall Pt.2

Mother

 

La obra comienza con un recurso artístico muy propio de historias de carácter épico en las que se nos narra la vida de un personaje: un flashforward. Es recurrido en ésta clase de obras, comenzarlas presentándonos al personaje en una situación avanzada de su vida. Una forma de que el protagonista se presente para después mirar hacia atrás y comenzar a contárnos su vida. In The Flesh nos sitúa al personaje de Pink, en el momento de mayor apogeo de su delirio. Frustrado, desilusionado y amargado, Pink nos pregunta directamente si esto no es lo que esperábamos encontrar (Is this not what you expected to see) y nos dice que si queremos saber qué es lo que ha ocurrido, tendremos que atrevernos a mirar a través de la máscara (If you wanna find out what's behind these cold eyes
You'll just have to claw your way through this disguise).

 

Ya se nos ha adelantado que nos encontramos ante una obra en la que la presencia de mascaras, de ocultarnos y de no querer mostrarnos tal y como somos será uno de los temas estrella. Se nos ha situado, en definitiva avisándonos de que no será lo que queremos ver.

 

De forma muy abrupta y tras un final caótico y ruidoso rozando el desagrado, In The Flesh da paso a The Thin Ice, que nos sitúa al principio de la historia, comenzando directamente con el llanto de un bebé: el nacimiento del individuo. Como ya se ha comentado, Pink es un personaje marcado desde muy joven por situaciones traumáticas y en la letra de la canción, se utiliza el paralelismo de la capa de hielo delgada para hablar sobre la vida. (Don't be surprised when a crack in the ice
Appears under your feet.
You slip out of your depth and out of your mind
With your fear flowing out behind you
As you claw the thin ice). Es el único corte en el que se habla del padre interactuando con su hijo (Mother loves you babe, and Daddy loves you too), motivo por el que entendemos que el padre de Pink desapareció a muy temprana edad.

 

Con Another Brick In The Wall Pt.1 se nos presenta el primer leitmotiv de la obra y el argumento sobre el que gira todo el primer acto: la construcción progresiva del muro de Pink. Aparte de la temática, musicalmente, el riff de guitarra de Another Brick In The Wall también actuará de leitmotiv principal del primer acto. El punteo de guitarra de David Gilmour y el juego de ecos son ya parte de la historia más absoluta del rock. La melodía vocal servirá de preludio para la archiconocida parte dos con una ligera variación.

 

Daddy’s flown across the ocean

Leaving just a memory

A snap shot in the family album

Daddy what else did you leave for me?

Daddy what d’ya leave behing for me?

All in all it was just a brick in the wall.

 

El “primer ladrillo” en el muro, la pérdida del padre de Pink en la guerra, es el primer acontecimiento traumático de su vida y le marcará para siempre. Entendemos que ya antes de su muerte, Pink le conocía muy poco dadas las preguntas reiteradas sobre qué le ha dejado para él (Después de todo sólo fue un ladrillo más en el muro).

 

Llegamos en este punto a la infancia más marcada de Pink, la asistencia a la escuela, acontecimiento que la banda titula de forma muy cínica The Happiest days of our Lifes. En este momento de la obra encontramos uno de los puntos más críticos de toda su existencia. La aparición del profesor autoritario genera una influencia terriblemente negativa sobre nuestro protagonista.

 

When we grew up and went to school

There were certain teachers who would

Hurt the children in any way they could

By pouring their derision upon anything we did

And exposing every weakness

However carefully hidden by the kids

But in the town, it was well known

When they got home at night, their fat and

Psychopathic wives would thrash them

Within inches of their lives. 

 

Roger Waters está muy reflejado en este corte del disco. Es uno de los cortes menos intimistas del disco y, sumado al siguiente, es de los temas protesta más claros del álbum. La parodia y ridiculización a los profesores que basan su educación en oprimir a los estudiantes es clara y contundente al final de la canción cuando se jacta  afirmando que ellos son los oprimidos por sus mujeres cuando vuelven a casa. El tono burlesco de la canción, y la sátira tremendamente ácida que es nos ayuda a hacernos una idea de la poca simpatía que el sistema educativo de los años 50 levanta en Waters.

 

Enlazado directamente, el siguiente corte, que además fue el single del disco, Another Brick In The Wall Pt.2, es el canto a la libertad contra la opresión en la educación que recibían muchos niños. En el videoclip del single, aparecerán numerosos niños en fila, todos uniformados de la misma forma dirigiéndose hacia una trituradora de carne, como si de un matadero se tratara. El tema se sitúa frontalmente en contra de la educación opresora que homogeneiza a todos los alumnos por igual y por supuesto en contra del adoctrinamiento y la opresión de toda inquietud artística. El tema terminará diciendo “All in all you’re just another brick in the Wall”. Pink, además de al padre, acusará a los profesores autoritarios de ser un ladrillo más en su particular muro. En el plano musical el tema tiene un corte cercano al funky y su melodía vocal es una de las más recordadas. Como curiosidad musical, el sólo de guitarra, también de los más valorados de la discografía de Pink Floyd, fue descrito a nivel sonoro como “la octava esencia de la Stratocaster” (Gilmour usaba generalmente una guitarra modelo Fender Stratocaster). La sorpresa fue mayúscula cuando se supo que la guitarra utilizada en este caso era una Gibson Les Paul, principal competidor de Fender.

 

 

 Representación del profesor durante la gira The Wall


Después de la tempestad, y de la rebelión, volvemos a ver una cara más intimista de Pink. Algo mucho más privado pero igual de perturbador aunque él aún no lo sepa: la vuelta a casa, donde le espera su madre.

 

Un solo corte en todo el disco es suficiente para que el personaje de la madre de Pink quede claramente definido y para que entendamos muchas de las situaciones que vendrán después. Mother es sin duda una de las canciones estrella de toda la obra, no ya sólo del primer disco. En él se nos presentan absolutamente todos los patrones que encontramos en el perfil de una madre sobreprotectora y obsesiva. Es de manual de psicología.

 

Representación artística de la Madre para la película The Wall

 

Hasta ahora se nos han ido presentando diferentes ladrillos importantes en la vida de Pink. Pero cuando la madre hace aparición, todos los demás problemas parecen ser menores en comparación con el que ella le supondrá a la larga. Ejecutada casi a modo de nana, con una guitarra, un armonio y muy pocos instrumentos más, la canción actúa a modo de diálogo. Los versos serán las preguntas que un inseguro y débil Pink le hará a su madre (cantados por Roger Waters), y los estribillos serán las respuestas que ésta le dará a sus preocupaciones (cantados por David Gilmour)

 

Pink

Mother do you think they'll drop the bomb?

Mother do you think they'll like this song?

Mother do you think they'll try to break my balls?

Mother should I build the wall?

Mother should I run for president?

Mother should I trust the government?

Mother will they put me in the firing line?

Oooooh Is it just a waste of time?

(Oooooh Mother am I really dying?)

 

La madre

Hush now baby, baby, don't you cry.

Mother's gonna make all your nightmares come true.

Mother's gonna put all of her fears into you.

Mother's gonna keep you right here under her wing.

She won't let you fly, but she might let you sing.

Mama will keep baby cozy and warm.

Ooooh baby ooooh baby oooooh baby,

Of course mama's gonna help build the wall.

 

El tramo de la letra corresponde al primer verso y estribillo de la canción. En él, podemos leer las preguntas de Pink. Dudas acerca de si “ellos dejarán caer la bomba” (claramente marcado por la guerra), de si le “pondrán en la línea de fuego” (preocupado porque estalle otra guerra), si les gustará la canción (es una persona insegura) o si debería confiar en el gobierno (duda de las autoridades por lo que le hicieron a su padre). Pink ha hablado y ha dejado pistas muy claras acerca de su personalidad. Tras esto está muy claro y definido, por lo que ahora se nos presentará a la madre con sus respuestas a lo largo del estribillo.

 

Observamos en el caso de la madre, que está terriblemente perturbada y que es muy sobreprotectora. Comprendemos que ella ha tenido que sufrir la muerte de un marido y que no está dispuesta a permitir que se repita con su pequeño al que llama “Baby Blue” (el azul estará presente más adelante). Es una persona llena de miedos y de preocupaciones que no dudará en contagiar al hijo, el cual siguiendo la teoría conocida en psicología como conductismo se volverá igual de frágil que ella. “Mamá hará que todas tus pesadillas se hagan realidad, meterá todos sus miedos en ti”. También vemos claramente su faceta más sobreprotectora diciéndole que le protegerá bajo su ala, que no le dejará volar pero tal vez sí cantar. Y finalmente, a la pregunta que le hace Pink de si cree que debería construir un muro, ella le responderá que “por supuesto te ayudaré a construir el muro”.

 

Pink

Mother do you think she's good enough ... for me?

Mother do you think she's dangerous ... to me?

Mother will she tear your little boy apart?

Mother will she break my heart?

 

La madre

Hush now baby, baby don't you cry.

Mama's gonna check out all your girlfriends for you.

Mama won't let anyone dirty get through.

Mama's gonna wait up until you get in.

Mama will always find out where you've been.

Mama's gonna keep baby healthy and clean.

Ooooh baby oooh baby oooh baby,

You'll always be baby to me.

 

Mother, did it need to be so high?

 

En el segundo verso intuimos un paso del tiempo significativo, tanto que en éste tramo, Pink pregunta a la madre sobre “ella”, por lo que entendemos que ya mantiene relaciones con otras mujeres. Le preguntará sobre si será lo suficientemente buena para él, sobre si no le hará daño, sobre si su novia le apartará de ella. La respuesta de la madre es aún más contundente que antes, afirmando que revisará a todas su novias por él, que no dejará que ninguna chica “sucia” se le acerque, que esperará a que siempre regrese de dónde quiera que haya estado, algo que por cierto también sabrá  y terminará diciendo que él siempre será un bebé para ella.

 

Al final de la canción, Pink en uno de los primeros síntomas que da de plantearse si hace lo correcto le preguntará a la madre, en clara referencia al muro, si era necesario que éste fuera tan alto (Mother, did it need to be so high?).

 

No puedo sino quitarme el sombrero con el paralelismo que podemos encontrar en esta canción si colocamos en el papel de la madre al estado sobreprotector y en el papel de Pink al pueblo al que dice proteger. Ahi es nada...

 

Grafiti proyectado sobre el muro durante los conciertos de la gira The Wall


Adolescencia  


Goodbye Blue Sky

Empty Spaces

Joung Lust

 

La adolescencia de Pink comienza con el corte titulado Goodbye Blue Sky que sirve, aparte de como un evidente canto contra la guerra, como metáfora de la pérdida definitiva de todo atisbo de inocencia en la vida de Pink así como en la del mundo en general. De forma metafórica podríamos hablar de que el mundo perdió todo atisbo de inocencia tras las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial por lo que, en este tema encontramos una doble línea argumental. El título hace referencia a la despedida del cielo azul. Si echamos la vista atrás, veremos que la madre llama a Pink “Baby blue” por lo que podemos intuir de forma más directa que Pink, efectivamente ha perdido su inocencia. De una gran belleza musical, el tema inspira una inquietante calma, como si la tormenta acabara de pasar pero los destrozos siguieran latentes. (The flames are all long gone but the pain lingers on). Es muy curioso señalar que el niño que aparece hablando al principio de la canción es la voz del hijo de Roger Waters, quien actualmente acompaña a su padre en la gira del disco.

 

 

La bandera de Inglaterra se deshace dejando a la vista la cruz

 

Con Empty Spaces se da el pistoletazo de salida a la bajada definitiva  a los infiernos de Pink y nos acercamos de forma acelerada a la finalización en la construcción del muro que aislará definitivamente a nuestro protagonista. Durante la canción, el personaje se pregunta qué debe hacer para terminar de rellenar los “huecos vacíos” en clara alusión a los pocos ladrillos que aún le quedan por rellenar. Entendemos de este modo que cada vez está más aislado de todo. La atmosfera siniestra e inquietante esta brillantemente conseguida.

 

Enlazado en el disco sin pausa entre los cortes, llega Young Lust, tema en el que se explora la intensa vida nocturna de Pink tras los conciertos que da con su banda con la que ya se ha vuelto mundialmente famoso. La lujuria, los exceso y la nocturnidad son protagonistas en este corte en el que se nos presenta a un personaje totalmente desenfrenado en una espiral destructiva. (Ooooh, I need a dirty woman.
Ooooh, I need a dirty girl). Que uno de los temas de corte más rockero del disco se utilice para narrar las aventuras desenfrenadas de una estrella del rock no es, obviamente, ninguna casualidad.

 

Observando simbólicamente, el disco traslada la frenética actividad del protagonista al orden de las canciones y a su conexión entre ellas. Durante este tramo del disco todas las canciones vendrán seguidas, sin cortes entre ellas. De este modo se nos transmite el frenético ritmo que Pink le está imprimiendo a su vida hasta que finalmente llega el momento de detenerse, en su habitación, junto a la chica que se ha llevado a su casa.

 

Decenso a los infiernos


One Of My Turns

Don’t Leave Me Now

Another Brick In The Wall Pt.3

Goodbye Cruel World


Después de intentar realizar una llamada, probablemente a su esposa, Pink se sienta en una silla y mira una vieja película de guerra, quizás recordando a su padre, mientras la chica que le acompaña deambula por la habitación maravillándose por todo lo que ve. La canción comienza suave y sencilla. La letra de One Of My Turns sugiere que los eventos toman lugar en el presente y que Pink le canta a su esposa, comentando como su amor se ha vuelto gris y como su relación se ha deteriorado. Es muy posible que esos comentarios sean hechos al amor en general, de cómo el amor puede voltearse y cambiar. Pink dejará caer que se siente solo y estresado. "As tight as a tourniquet". Con el torniquete se está hacienda una referencia al consumo de heroína por parte de Pink. La canción, como sucede con las anteriores, sufrirá un cambio drástico, representando de forma muy inteligente un cambio de humor brusco y peligroso puesto que, repentinamente, nuestro personaje entrará en cólera y comenzará a destrozar el cuarto mientras aterroriza a la mujer. (“Would you like to watch T.V., or get between the sheets, or contemplate the silent freeways, would you like something to eat?"). Por lo siguiente que se dice, (This is just a passing phase, one of my bad days), se deja entender que estos episodios de furia son habituales en la vida de nuestro protagonista.

 

De nuevo, y muy hábilmente, la siguiente canción conecta directamente con la fase que suele venir después de estos episodios de furia: arrepentimiento. Don’t leave me now es una canción que Pink dirige a su esposa. En su mente éste le pide que se quede. Tratará de recordarle los grandes momentos que han tenido y todas las cosas placenteras que él ha hecho por ella: "Remember the flowers I sent, I need you, Babe". 

 

Pero a medida que se pone sentimental el ánimo cambia cuando dice: "To put through the shredder, In front of my friends" y "To beat to a pulp on a Saturday night". Mientras recuerda su relación, nosotros podemos ver que no hay mucho de amor si es que los golpes de los que Pink habla, realmente ocurrieron (aunque esos golpes son probablemente exageraciones de la mente perturbada de Pink y representan los sentimientos de amor/odio hacia la mujer de la cual él pensó que estaba enamorado). Pink probablemente no golpeó a su esposa, pero se siente tan herido y rechazado que se calma a sí mismo pensando en infringirla daño. Finalmente hará una pregunta más: "Why are you running away?" que no significa necesariamente "huyendo" de casa, sino dejándolo por otro y también huyendo emocionalmente.

 

 Representación de la mujer en forma de mantis religiosa para la película The Wall

 

Another Brick In The Wall Pt.3 supone el definitivo ataque de ira por parte de Pink. Ahora ya afirma que todos los que le rodean son ladrillos en su muro. El protagonista a estas alturas ha visto la realidad, ha visto todo lo que tenía que ver y ha decidido cortar por lo sano con todo (I have seen the writing on the wall.
Don't think I need anything at all. All in all it was all just bricks in the wall.
All in all you were all just bricks in the wall). En esta situación, Pink no hace sino reafirmarse en todo lo recapacitado anteriormente. Todas las sensaciones encontradas que ha tenido hasta este punto de la historia -rabia, soledad, desaliento y frustración- estallan de golpe en el corte más agresivo hasta el momento del disco.

 

Tras decidir que ya no tiene nada que ver con el mundo que le rodea y que no quiere volver a saber nada de todo ello, colocará el ultimo ladrillo en el muro. La forma de despedirse del mundo no podría ser más gráfica: Goodbye Cruel World, tema que transmite de forma brillante la resignación del personaje. Es cierto que, sin haber profundizado en la temática del disco, se podría pensar en que Pink va a suicidarse. Pero nuestro personaje es demasiado cobarde para cometer un acto así. No se ha parado a pensar en sus actos y en si él también podría tener parte de culpa de sus desgracias. Por ello lo que hará será alienarse. Probablemente habrá tomado la decisión más cobarde: la de no dar la cara y esconderse.

 

Goodbye Cruel World

I’m leaving you today

Goodbye, goodbye, goodbye.

 

Goodbye all you people,

There’s nothing you can say

To make me change my mind

Goodbye.

 

A modo artístico muy interesante, es destacable el tijeretazo en el audio de la canción, que ayuda a enfatizar el drástico corte que acaba de hacer Pink con el mundo exterior colocando el ultimo ladrillo del muro.

 

Roger Waters asomado al último resquicio del muro interpretando Goodbye Cruel World 


A estas alturas de la historia, nuestro personaje está totalmente perturbado. Las frustraciones sufridas a lo largo de su primer tramo de vida le han afectado de sobremanera y no ha sido capaz de soportarlo dibujando un descenso pronunciadísimo hacía los infiernos más oscuros del interior del ser humano. Lo que ahora le tocará vivir será una tremenda soledad y aislamiento. Éste aislamiento que él ha elegido para sí mismo, le hará descubrir su faceta más oscura y siniestra, una faceta en la que todos su traumas irán saliendo a la luz de forma macabra.

 

La semana que viene, colocaremos otro ladrillo en el muro.

 

ArtAce 

 

Esta entrada es la segunda de una serie de cuatro que se publicarán a lo largo de agosto sobre The Wall

 

Anteriores entradas sobre The Wall: 

Pink Floyd's The Wall: Introducción y contextualización (1/4)

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.