Entre   |  Regístrese

Negros sobre blanco el blog de Félix Pérez Ruiz de Valbuena


Tamaño de texto: A | A | A

5 de octubre, 2014

¡Burkina Faso, por las nubes!

 

No os dejéis engañar por el título, no quiero decir con ello que en este país se haya puesto la vida cara, por las nubes, aunque la gente aquí se queja mucho de ello y hay manifestaciones contra la carestía de la vida cuando no hay otro tema más de actualidad, como por ejemplo la posibilidad de que el actual Presidente quiere cambiar la Constitución para poder volver a presentarse a una tercera, cuarta reelección, que ya no sé por cuántas va, pero parece como si no quisiera dejar el poder.

 

Algo así como si el partido en el poder en España quiere cambiar la ley electoral para poder seguir gobernando después de las próximas elecciones municipales imponiendo que sea el partido más votado el que obtiene la Alcaldía y no se aceptan coaliciones de partidos aunque representaran a la mayoría de los votantes.

 

Tanto el CDP, partido en el Gobierno en Burkina y con mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, como el PP en el Parlamento en España, podrían votarlo y aprobarlo ‘democráticamente’

 

Pero, ¿es ético y estético?

Para mí que no, pero parece legal, aunque no legítimo.

 

La diferencia es que como los del CDP sigan adelante con la idea podrían empezar a producirse conflictos serios y altercados.

Y aquí en Burkina, en África en general, se sabe cuándo empieza, tampoco antes, la danza de los machetes, pero no se sabe cuándo termina. Ni cómo.

 

A mí me causa cierta incertidumbre porque nunca sabes lo que puede llegar a pasar, ni las consecuencias que puede tener para el proyecto que tengo abierto por estas tierras.

Pero cuando se producen revueltas lo normal es que suela haber pillaje y saqueos, como poco.

 

Pero no adelantemos acontecimientos y volvamos a las nubes.

 

Porque quería hablaros de nubes.

 

En este caso del proyecto G-CLOUD, un proyecto del Gobierno burkinés que le ha puesto por las nubes.

 

G-Cloud quiere decir, grosso modo, Gouvernement-Nuage, o Gobierno-Nube, y se refiere a crear unos medios tecnológicos tipo i-Cloud: servicios y almacenamiento ‘en la nube’ para el Gobierno, empresas y particulares. Y, quién sabe, quizás para otros países de la región.

 

Caí sobre la noticia de casualidad, leyendo las referencias de los acuerdos del Consejo de Ministros.

 

Se había aprobado una adjudicación a Alcatel-Lucent, empresa francesa, para “crear una plataforma Cloud a beneficio de la Administración, las empresas y los ciudadanos” por importe de casi 50.000 MM Fcfa (+71 MM €).

 

 

Me temo que no va a servir para mucho...

 

 

¿Qué cara creéis que se me quedó al leerlo?

 

Pues como el agricultor poco antes de la cosecha cuando ve acercarse un cúmulo de nubes negras.

Y no porque aquí, en África del Oeste, ese deba ser su color natural, sino porque los peores presagios podían hacerse realidad.

De entrada parecía el típico contrato insensato que lleva detrás mucha letra pequeña y mucha comisión grande para los políticos que habrá tenido que untar la concesionaria.

 

Porque con el umbrío horizonte electoral del año próximo no sería extraño que más de uno en el poder quiera hacer caja por lo que pueda pasar y pasar a mejor vida (me refiero a emigrar con la pasta a otro país, de la región hasta que todo se calme o a Francia, por ejemplo)

 

 

 

Hemos pasado en apenas 4 años de darles cursos de OFFICE a los Ministros a...

 

 

...que todos tengan Tablets y hagan E-Consejos de Ministros. Me temo que más de uno estará jugando al Candy Crash o similares

 

 

 

Pero analicemos los hechos

 

La idea, en principio, no es mala…

Desarrollar infraestructuras tecnológicas que posibiliten la incorporación de Burkina Faso al siglo XXI y las TICs,

 

Pero 2 cosas la convierten en una idea muy cuestionable.

 

De una parte, la situación del país y sus terribles carencias.

 

El eterno dilema económico: ¿cañones o mantequilla?

En este caso podríamos cambiarlo por ratones (de ordenador, bien entendido) o Tô (comida tradicional de harina de mijo)

 

Cuando un país está clasificado en el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, 2014, en el puesto 181 sobre 187, puede que haya otras prioridades antes que crear infraestructuras tecnológicas de ese nivel.

 

 

Parece que sólo ganamos a Zimbabwe, en África

 

 

De otra parte, el nivel de los posibles, limitados, usuarios.

 

Me refiero tanto a que el porcentaje de usuarios de Internet es muy bajo, menos del 2% de la población, como a que el nivel de conocimientos informáticos de los usuarios es penoso, por decirlo amablemente.

 

Y por último, al final me han salido tres cosas, aunque podría seguir poniendo más, eso que llaman idiosincrasia o cultura del país.

 

Aquí les gusta esa parte tediosa, inútil, de la burocracia: los escritos, las instancias, los libros de registro, los certificados…, ¡el papel!

 

Puede que tenga que ver con que la cultura africana secularmente era oral y eso de poder dejar constancia por escrito de todo les pone burros, por así decirlo.

 

Ejemplos:

 

Cuando abrí la biblioteca que he montado en Burkina Faso tuve una buena bronca con la directora y la responsable de administración porque habían puesto en marcha un libro de registro de la correspondencia donde anotaban, a mano, todos los datos de cualquier carta que entrara o saliera de la Biblioteca (tipo de envío, remitente o a quién se envía, fecha, hora, medio: Correos o en mano, quién recibe o envía, con su firma, etc)

 

¿Práctico, no?

 

A finales de septiembre envié a la responsable de contabilidad a pagar las cuotas de empleados y empresa a la CNSS (Seguridad Social) y las retenciones a Impôts (Hacienda).

 

No pudo hacer nada, volverá este lunes, 6 de octubre.

 

En la CNSS le dijeron que para pagar tenían que imprimir un documento que se descarga por Internet pero que no tenían conexión, que volviera otro día.

 

En los Impôts tampoco pudo hacer nada, según le dijo el vigilante de la entrada NO HABÍA NADIE EN TODO EL LOCAL, que habían salido todos…

 

Supongo que se habrían ido a tomar una cerveza, o hacer gestiones, compras o a visitar a su copine (amante).

 

Con estas ‘culturas’, estos mimbres, crear un backbone e infraestructuras así es dinero tirado a la basura.

 

Aunque no muy distinto al dinero que están tirando por la crisis del Ébola y que ya os conté hace 2 semanas.

 

Tal y como cuenta el Ministro de Desarrollo Digital y Correos, Jean Coulidiati, en esta entrevista, se trata de construir un Backbone que atraviese el país al que se pueda conectar todo el mundo, por sí decirlo un oleoducto de conexiones al que engancharse los diferentes operadores (según me explica mi buen amigo Juanjo Taguas, que mis conocimientos técnicos informáticos son más limitados que mis conocimientos de física cuántica, y de la normal)

 

Más de 5.000 kms de fibra óptica con un coste de más de 120.000 MM Fcfa (más de 180 MM €) que ya se ha contratado a una empresa china, HUAWEI Technologies.

 

Si tenemos en cuenta que en TODO Burkina Faso no existen, a día de hoy, 5.000 kms de carreteras asfaltadas nos podemos hacer una idea de las prioridades del Gobierno (sin hablar de problemas más perentorios, Sanidad, Educación…)

 

Habrá, dice el Sr Ministro, 188 puntos de conexión en todo el territorio y 9 a nivel internacional con los países vecinos.

 

Y preveen poner en marcha enseñanza on line, telesanidad, telemedicina (¿cuál es la diferencia?), banca por Internet…

 

Y 270 kms de fibra óptica para conectar todos los edificios administrativos de nueva creación (¿y los antiguos?)

 

Y piensan que se creará mucho empleo gracias a todo esto.

 

  

Si puedes conseguir gratis 2 GB de almacenamiento en Dropbox, 5 GB en Apple, o 25 GB en Hotmail, ¿algún burkinés va a pagar por almacenar en el G-Cloud local? Lo dudo

 

 

 

Y el G-Cloud, o Gouvernement Cloud donde estará almacenada y compartida toda la información de los servicios estatales, así como poder vender estos servicios de almacenamiento a las empresas y los particulares.

 

Esta es la parte que vi en el JOB (Journal Officiel de Burkina, el Boletín Oficial del Estado local) y que acaban de conceder por 50.000 MM Fcfa a Alcatel-Lucent.

 

Nos vamos a poner en una inversión de unos 200.000 MM Fcfa (más de 300 MM €), que supongo será bastante más, al final.

 

¿Y todo para qué?

 

Mucho me temo que para tirar al perdido.

Si tenemos en cuenta que más del 70% de la población no dispone ni de agua corriente ni luz eléctrica, por ejemplo, está claro que unas inversiones como éstas tienen toda la pinta de convertirse en gasto y dinero tirado a la basura.

 

La idea no es del todo mala y comparto que la manera de sacar al país del atraso que vive tiene que pasar por la vía de incentivar y desarrollar la actividad económica, pero me temo que todo esto que se va a gastar no va a servir más que para engordar a los comisionistas de todas estas adjudicaciones.

 

Si en Cataluña hablan del 3% de comisión para los partidos gobernantes que gestionan los contratos me temo que aquí puedan llegar al 10%, que es mucho más fácil hacer los cálculos.

 

Me temo que la gente empezará a robar la fibra óptica antes de que llegue a estar conectada.

 

Es el pan nuestro de cada día. Me refiero a que con esos robos los ladrones pueden ganar, literalmente, el pan para comer, que no siempre se come todos los días por estas tierras.

 

O como aclara el Sr Ministro se acabará dejando en manos privadas la gestión y/o propiedad del G-Cloud, que de todos es sabido que las empresas gestionan mucho mejor que el Estado. Vamos que se lo acabarán regalando a algún amiguete (os suena a política ultra liberal, como en España)

 

Ya me gustaría decir al Gobierno que se bajara de la Nube, pero ya no hay vuelta atrás.

Ahora sólo queda cruzar los dedos para que la Nube, que ya es de todos los burkineses, no nos la acaben robando también, cualquier ladrón de nubes.

 

 

 

Los Rolling cantando "Bájate de mi Nube", me encanta

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE LA BIBLIOTECA OLVIDO


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.