Entre   |  Regístrese

Negros sobre blanco el blog de Félix Pérez Ruiz de Valbuena


Tamaño de texto: A | A | A

16 de noviembre, 2014

Burkina Faso, turismo nacional

 

Con las diferentes crisis sufridas en esta parte de África (integrismo islámico, yihadistas en Malí, secuestros de occidentales, y más recientemente el ébola), el turismo, ya de por sí escaso, se ha quedado en nada.

 

Si a eso le añadimos que se ha retraído la ayuda exterior, legaciones diplomáticas cerrando, ONG con recortes presupuestarios que abandonan proyectos en el país y reducción del número de cooperantes, nos encontramos con una situación desastrosa para el, digamos, sector turístico.

 

Se me olvidaba comentar que, en realidad, Burkina Faso tiene pocas bellezas naturales o arquitectónicas. Esto no es Kenia o Tanzania o cualquiera de los países que imaginamos cuando pensamos en África. Ni mucho menos Marruecos.

 

Si además conociérais (padeciérais, mejor dicho) lo que supone intentar comer algo o beber algo en un restaurante o maquis (bareto), saldríais corriendo...

 

Eso sí, tiene algo, Burkina, que no hay en todas partes: la gente.

Chicos y grandes, niños y viejos, hombres y mujeres.

 

Es por lo único que merece la pena venir a Burkina Faso, que no es poco.

 

En este estado de cosas, que cada vez se ven menos blancos por el país, el Gobierno (el que había) y el Ministro de Cultura e instituciones en general han intentado una campaña de promoción de turismo nacional, invitando a los propios a descubrir su país.

 

Los carteles son bonitos, atractivos, anunciando diferentes posibilidades

 

Declararon las ruinas de Loropeni Patrimonio de la Humanidad hace pocos años. Fue muy generoso por su parte, porque la verdad es que no se puede decir que valgan mucho la pena y nadie (los guías) te sabe explicar qué son, qué hacían ahí, quiénes las habitaban, practicamente no tienen ni idea de lo que contuvieron, o su significado en medio de la nada

 

 

Parques naturales, que la mayoría de la población no ha visto en su vida ni un elefante, ni un hipopótamo, ni animales africanos grandes. Mosquitos y malaria, eso sí,  todos los días

 

 

La idea no está mal, aunque es poco productiva, porque lo que realmente le interesa a BF es que vengan los blancos a dejarse las divisas, como a la España de los ’60 o la actual.

 

Los burkineses, en general, no conocen su país. Donde viven o donde están destinados, si trabajan, y su aldea a donde van a visitar a la familia todo lo más.

 

Por poneros un ejemplo, mi mujer, periodista de la TV en la capital, Ouagadougou, sólo conocía, antes de que yo le enseñara un poco más BF, tres ciudades más y su aldea. Eso ella con trabajo, imaginad el resto.

 

Organizaron excursiones a los sitios más visitables y se hicieron reportajes y fotos en la prensa, además de carteles en las calles y anuncios en los medios. Por supuesto los anuncios en la capital, donde yo estoy con más de 100.000 habitantes, ninguno.

 

Sitios que visitar o cosas que hacer en Burkina:

 

Mezquita, estación de tren, la ginggette (río), mercado de Bobo.

 

Parque animales (zoo) de Ziniaré.

 

Cocodrilos sagrados de Sabré, Bazoulé.

 

Museo de Manèga.

 

Museo Nacional, parque Bangn Weogo y catedral de Ouaga.

 

Ruinas de Loropeni (Patrimonio de la Humanidad).

 

Picos de Sindou.

 

Cascadas de Banfora.

 

Dômes de Banfora.

 

Laongo, museo de escultura al aire libre.

 

Tiébelé, aldea lobi.

 

Lago de Kompienga.

 

Museo de Gaoua.

 

Parque Natural de Nazinga, elefantes, hipopótamos.

 

Caza en Nazinga: elefantes, búfalos, antílopes.

 

Dunas y mar de Oursi.

 

Festivales de música, danza, máscaras, cine, etcétera.

 

Pero no esperéis maravillas, repito que lo mejor es la gente.

 

Eso sí, si te vas a una aldea apartada puedes encontrar una silenciosa noche estrellada, sin contaminación de ningún tipo, como no habrás conocido nunca (con mosquitos, eso sí).

 

Pero en Almería, un poner, podemos encontrar muchas más bellezas naturales y artificiales que en todo BF, no digamos ya en Soria, mi pueblo.

 

Con los últimos acontecimientos políticos, de los que os supongo enterados, que han pasado en BF, ya sea por este blog u otros medios de desinformación se ha producido un nuevo fenómeno, podríamos decir, de turismo nacional.

 

España, 1; Burkina Faso, 1

 

10 días (o menos) que estremeciaron al mundo

 

Burkina Faso, nuestro minuto de gloria

 

Burkina Faso, ¿Epi-log o Epi-Blas?

 

Varias campañas de turismo nacional se han puesto en marcha.

 

 

  

La sede del CDP, partido mayoritario gobernante, hasta la fecha

 

Las fichas de los militantes tiradas por el suelo, souvenirs que puedes recoger, si quieres

 

Para los que gustan del treking-aventura, emociones fuertes, se les ha ofrecido la posibilidad de visitar y saquear (todo incluido) diferentes edificios, almacenes, empresas o casas particulares de políticos y empresarios, con posibilidad de sustanciosos premios en metálico: motos, mobiliario y enseres, sacos de arroz, azúcar, aceite, bebidas, etcétera.

 

 

Este es el Hotel Azalaï, que tuvo la desgracia de albergar a los diputados que debían acudir el día 30 de octubre a votar a la Asamblea y fue la disculpa para arrasarlo por completo después de llevarse todo lo que había dentro

 

 

La campaña "Arrasa y saquea, todo incluido” prácticamente ha terminado.

 

Ya sólo se mantiene la parte de diversión nocturna: toque de queda o aquí te pillo, aquí te mato.

 

Y tenemos también la otra campaña en promoción y con gran éxito de crítica y público:

Visita de Residencias de FamososSus casas por dentro, sus hábitos y costumbres, vicios y manías, llévate un recuerdo (si queda algo)...

 

  

Jacuzzi y piscina en la primera planta de la casa de François Compaoré, hermano del presidente. Quedaban pocos souvenirs que poder llevarse, cogí unas teselas que alicataban una pared

 

 

 

Mogollón de gente curioseando cómo viven los súper poderosos y súper ricos de Burkina. Se han encontrado restos que sugieren prácticas de brujería y sacrificios humanos, aunque François Compaoré lo ha desmentido desde su exilio. No obstante hay fotos de un cráneo forrado de oro, fotos de brujería y con vísceras y un cadáver, así como manchas de sangre en las paredes de un sótano (lo mismo sólo es tinta roja o alguno de los saqueadores que se golpeó varias veces contra una pared). De todo esto puedes comprar fotos en los puestos de recuerdos de la entrada

 

 

Así que los burkineses de la capital y los visitantes de provincias, como yo, nos hemos acercado a visitar estos nuevos circuitos turísticos que tienen una afluencia de público infinitamente superior a los monumentos o museos más tradicionales.

 

Aunque supongo que será turismo de temporada y en pocos meses a nadie le interesarán.

 

Hasta que se creen otros nuevos, que esto de la crisis revolucionaria no ha terminado.

 

Visita a la casa del Alcalde de Ouahigouya, con los cuerpos quemados todavía dentro

 

PS.- En otro artículo escribí que hubo tres quemados vivos en la casa del alcalde de Ouahigouya, mi ciudad. Y yo había entendido que pertenecían al grupo del Gobierno, del que forma parte el alcalde, pero es al contrario.

 

Llegó un grupo de manifestantes opositores y los que defendían la casa, partidarios del alcalde y del gobierno, los cogieron y los encerraron dentro. Después llegó el grueso de los opositores y los que defendían la casa salieron huyendo sin advertirles de que había gente dentro, Y murieron calcinados. Un estudiante de la universidad, otro de un liceo y un sastre.


Están buscando a los que los encerraron para charlar con ellos, como os podéis imaginar...

 

GALERÍA DE RETRATOS DE BIBLIOTECA OLVIDO


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

No te lo vas a creer... pero se están abriendo vías de escalada al sureste de Burkina Faso. Yo estuve en contacto con un guía local y con las ONG que están fomentando esto.
http://www.millet.fr/en/blog/article/seb-ratel-is-equipping-routes-in-burkina-faso
No sé si realmente llegará a algo ya que están abriendo vías muy difíciles y el calor en Burkina en tremendo... pero quizás es un buen lugar para escapacerce del invierno Europeo e ir a practicar escalada.
Yo quizás me lleve el equipo este verano, aunque escalar con 38º de calor va a ser todo un desafío.

TiTo DiXit:

Lo de las ruinas de Loropeni, ha despertado mi curiosidad, y he husmeado. Por lo que se sabe son unas fortalezas de cuando existía el comercio de oro a través del Sahara entre los siglos XIV y XVII. Lo que está claro es que no ha habido excavaciones importantes para averiguar todo sobre esos extraños muros. Pero si protegía el comercio del oro… ¡hay oro! ¿por qué no organizamos una de Indiana Jones y nos vamos allí con palas y picos a ver qué sale.

Por cierto, he flipado con los vídeos que incluyes de tus visitas turísticas. Sobran comentarios. ¿ese hotel es, claro, el lugar donde os alojabais al llegar a BF antes de ir a Ouahigoulla?.

Efectivamente en Burkina Faso hay industria extractiva de oro, aunque no me consta que se hiciera tradicionalmente.
Me refería a que los guías no te dan información al respecto, en todo caso los muros son altos y anchos, como no existe nada parecido en todo el país. Pero Loropeni está un poco alejado de lo que es el Sáhara, incluso el Sahel, está al suroeste de BF.
Tenías que ver los lugares tradicionales de extracción de oro artesanalmente, dan miedo. Y no te imaginas la cantidad de muertes que se producen. Otra cosa son las minas industriales que se han montado con capital extranjero. Esas las muertes las producen por envenenamiento de los estanques y depósitos de agua cercanos a las poblaciones. Aunque el Gobierno siempre desmiente que tengan nada que ver las muertes de personas y animales con el envenenamiento de los acuíferos.
El hotel Azalaï era al que veníamos cuando parábamos en Ouaga, ya fuera por viajes o por venir a hacer gestiones, ve a la familia (la de Asséto, que la mía está más lejos, josjosjos)
Un abrazo

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.