Entre   |  Regístrese

Negros sobre blanco el blog de Félix Pérez Ruiz de Valbuena


Tamaño de texto: A | A | A

23 de septiembre, 2013

Yunnoussa

 

Yunnoussa es el padre de mi hija Latifa.

 

Mi mujer insiste en que el padre de Latifa soy yo, que Yunnoussa sólo fue el donante, pero que jamás ejerció de padre. Que en Burkina Faso se les llena la boca de familia, pero luego hacen lo que hacen.

 

Es cierto que hasta el año 2012 en que mi mujer, Asséto, se pusiera en contacto con él para pedirle que autorizara su visado para poder viajar a España, Yunnoussa no se había interesado lo más mínimo por conocer a la niña.

 

Lo que se dice 9 añitos si haber visto ni una sola vez a su hija, ni ocuparse de ella o contribuir a su manutención.

 

Pero ahora ha cambiado de opinión. Vino a casa a conocerla y cuando la niña tiene vacaciones pasa algunos días en casa de su otro padre.

 

No es que la vea mucho, que es un hombre muy ocupado, pero cumplimos con el requisito de no tener conflictos con él y que nos autorice los visados o que no reclame quedarse con la niña.

 

 

Yunnoussa y Latifa el día que se conocieron. Se llevan bien

 

Ha estado insistiendo que Latifa volviera a la capital, a su casa, y que se ocuparía de mantenerla y pagar su escolarización, pero eso supondría 'perderla' para siempre, lo cual no nos gusta, ni a Asséto, ni a mí.

 

Puede que fuera bueno para la niña en el sentido de que el colegio sería mucho mejor, pero la educación no es sólo la formación. El curso que viene ya veremos.

 

Aquí la ley, aunque no hayas visto ni un sólo día a tu hija en 9 años, se pone de parte del padre, no de la madre. Y si se pusiera burro, Asséto perdería la custodia de Latifa y nos haría desgraciados a los tres.

 

Bueno, pero no es cuestión de contaros demasiadas intimidades de mi familia, es por la conversación que tuvimos la semana pasada con Yunnoussa cuando fuimos a recoger a la niña, porque venía mi hija mayor, María, a conocer lo que el loco de su padre ha puesto en marcha en este país, la Biblioteca OLVIDO Ruiz de Valbuena.

 

Yunnoussa no es un mal tipo, a pesar de lo contado.

 

Tiene, en total, 5 hijos de 4 mujeres, aunque no ha estado casado con todas, tampoco con Asséto.

 

Latifa tiene una hermanita 2 meses sólo más pequeña que ella, así que podemos considerar a Yunnoussa un auténtico multitarea preemtiva en esto del sexo.

 

También tiene la nacionalidad francesa, y una boyante empresa de seguridad informática que empezó en Francia.

 

Varios vehículos flamantes y una casa grande y lujosa en OUAGA 2000, que es el barrio de las mansiones de los ricos de Burkina.

 

Empezamos a charlar y a pedirle su autorización para el visado de Latifa para poder ir con ella a España por Navidades.

 

No dice ni que sí ni que no, habrá que seguir hablando..., aquí todo se toma su tiempo.

 

Y nos empieza a contar que él se irá a Francia por esas fechas unos 3 meses, más o menos.

 

¿Cómo así?, le preguntamos y nos empieza a contar que quiere abandonar el país, Burkina Faso, y trasladarse definitivamente a Francia.

 

Ante nuestra extrañeza nos sigue contando y dice que el país va a estallar, o poco menos, el 2015.

 

Para los que no sepáis de qué va, o no leáis mis crónicas de Burkina, en el 2015 hay elecciones presidenciales y teóricamente el actual Presidente, Blaise Compaoré, no podría presentarse salvo que volviera a cambiar la Constitución.

 

Y además está la creación del Senado, que tiene dividida a la población.

 

De un lado están los políticos en el poder y los ricos que se lo llevan crudo, entre 1 y 2 % de la población y el resto de los burkineses.

 

Así las cosas nos cuenta que están reforzando con alambres de espino la valla del aeropuerto y que en la parte interior del recinto acaban de construir una trinchera rodeando el muro, con sacos terreros, para poder colocar a las fuerzas del orden público o del ejército, llegado el momento. En estas cosas están siendo previsores y trabajando con adelanto, no como suele pasar en todo lo demás.

 

 

De este tipo de alambradas han puesto doble en el aeropuerto, ahora tienen mucha demanda

 

 

Para acabar de tranquilizarme me recuerda la instalación en Burkina Faso de una división de Dassault, la empresa francesa de aeronáutica, que se dedica al alquiler de jets privados, para poder evacuar rápidamente a todo el que lo pueda pagar.

 

Y, como guinda, nos asegura que todas las compañías mineras extranjeras instaladas en Burkina Faso para la extracción de oro han previsto planes para acabar su actividad en el 2015 y desmantelarlo todo y abandonar el país.

 

¿Cómo lo veis?

 

Se me quedó una expresión de perplejidad y una cierta congoja en el cuerpo.

 

No estamos hablando de una conversación en un maquis con cualquier indocumentado. Yunnoussa sabe de lo que habla, tiene contactos y no son rumores de borracho de bar.

 

Nos comentaba que se va porque cuando empiece el baile lo primero que la gente va a hacer es venir a OUAGA 2000 a saquear y quemar lo que no se puedan llevar, y que no quiere que a él se lo lleven por delante.

 

Porque, contaba, a la gente no le podrás explicar que has ganado tu dinero limpiamente con tu actividad empresarial (tampoco sé si ha sido limpiamente o cómo), dan por supuesto que todo el que tiene mansiones y cochazos son unos ladrones. ¿Por qué será? La gente es más rara...

 

Por mi parte, que soy blanco, también se nos presupone que hemos venido a explotarles y esquilmarles, aunque espero que no llegue la sangre, la mía, al río, que no hay.

 

Tengo algunas ventajas sobre Yunnoussa.

 

De entrada que al ser blanco parece que podría haber más represalias internacionales por parte de España, si me pasa algo. Espero que no hayan recortado también el presupuesto de represalias.

 

Por otra parte es más seguro vivir a 200 Kms de la capital, que en la capital misma.

 

Además, al ser una ciudad pequeña, mucha gente me conoce y sabe lo que estoy haciendo por el país. Aunque tiene uno enemigos hasta en el cielo...

 

Ya veremos cómo se pone todo esto o si hay plazas libres en los aviones, que siempre se peta todo en los golpes de estado, revueltas de tortillas y revoluciones.

 

Y, a malas, siempre puedo salir por Malí, que está a sólo 40 Kms. Con tener cuidado con los integristas islámicos me puedo apañar.

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

TiTo DiXit:

Tres cosas:

1.- las alambradas son para que la gente no se vaya del país en avión, entiendo, ¿no bastaría con suspender todos los vuelos? y ¿qué pasa con los jets de Dassault, como accederán los que se lo pueden permitir?
Yo lo primero que haría sería ir a ver el aeropuerto, (¿está muy lejos?) y si las obras de "remodelación" van muy avanzadas...
2.- ¡joder!
3.- ¡joder, joder!

las alambradas son para que la gente no se salte el control de entrada y vayan todos bien ordenados y con los billetes y la pasta en la boca, que hay mucha turbamulta suelta...

 

el aeropuerto está bien situado, en pleno centro de Ouaga, como si estuviera en plena Gran Vía de Madrid, sin coña.

 

lo de joder, cada vez menos..., desgraciadamente. Que entre la próstata y la diabetes cada vez me acuerdo menos, ¡ah, no, eso era el alzehimer!

El próximo artículo te va a tranquilizar más, por los cojones...

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.