Responder al comentario

Bueno, hay que decir que Diny, como buena cocinera, cocina generalmente con los productos del campo en el que vive, y las fresas alemanas son muy ricas, tanto que pueden comerse sin vino tinto ni azúcar. Si hasta ahora también compraba las de Lepe (cuando  no es la temporada en Alemania) era por mera solidaridad con la patria chica del onubense con quien se casó. Pero para todo hay límites. Y yo la apoyo irrestrictamente en ello.

Responder

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.