Hablando con Azcona

Bernardo Sánchez

Tamaño de texto: A | A | A

 

 

Rafael Azcona era un cineasta –pues es cineasta todo aquel que procura películas- al que durante décadas nunca se le asoció a los escenarios y elementos más superficiales, característicos, públicos o simplemente mundanos de la profesión: rodajes, estrenos, cines, premios, noticias o actos del gremio. Él estuvo siempre, no literalmente pero sí literariamente, detrás de la pantalla. En la escritura del guión, que se inicia, por cierto, ante un folio tan blanco como una pantalla. Aunque bien es verdad que, al principio se dejó caer –de una manera casual, entre el accidente y la broma- en algunos planos in fabula de El cochecito (de fraile, junto a Saura), de El pisito (de visitante de la Casa de Fieras, junto a López Vázquez y Mari Carrillo) y –muy fugazmente, casi invisible- en El verdugo (de pasajero en el barco a Mallorca, junto  Manfredi y familia). Décadas más tarde, en los noventa, cedió a aparecer –ya sí como un cameo, como el Azcona guionista y jubilado improbable- junto a Manolito Aleixandre en el making-of de Siempre hay un camino a la derecha. Pero fueron todo “pantallazos”, como diríamos ahora. Durante décadas, Rafael no habló tampoco públicamente de su trabajo. Y menos durante rato, o páginas. Y todo lo que se sabía de él en las pantallas era su nombre impreso en los créditos de decenas de películas: Guión, Rafael Azcona. Generalmente un crédito compartido con otras personas.

 

Por eso, aún siendo amigos, fue una osadía (por nuestra parte) y una generosidad extrema (por la suya) el proponer SALA CINEMATOGRÁFICA DE MADRID INT. DÍA como localización para hacerle una entrevista sin tasa de tiempo con motivo de la concesión del Galardón de las Bellas Artes que el Gobierno de La Rioja le otorgó en 2007. Un equipo de Cámara Oscura/ La Casa de la Imagen se trasladó a Madrid y acordamos con Rafael que se colocara delante de la pantalla de una de la salas de los Cines Golem de Martín de los Heros (antes los Alphaville, que Rafael bien conocía como espectador de primera sesión de los sábados), lo que tampoco hubiera sido posible sin las facilidades y amabilidad de Gorka Salazar. De hecho, la entrevista transcurrió entre las dos orillas de la calle: los Golem y la (muy querida por todos) librería Ocho y medio, donde aún cuelga en el pilar de la entrada, un dibujo propio que les regalara en su día a Jesús y María. Incluso aún logramos una tercera situación, que era sacar a Rafael, en otra sala de los Golem, viendo, mirando ¡un fragmento de una película suya!, o de su director, como Rafael hubiera preferido que dijéramos. Fue una mañana entera y Rafael, claro, llenó una vez más la pantalla. Y cuando estabas con Rafael el guión siempre era de él. También en esta ocasión, por supuesto.  

 

 

Rafael Azcona - Jesús Rocandio

Rafael Azcona. Fotografía de Jesús R. Rocandio.

 

 

Bernardo Sánchez es escritor, profesor de cine y literatura en la Universidad de La Rioja, guionista y director. Ha dirigido, entre otros ese Hablando con Azcona, con imagen y sonido de Jesús R. Rocandio y Juan Ugarriza y montaje de Emilio Blaxqi.

 

 

 

FronteraD quiere agradecer a Jesús R. Rocandio, director de la Casa de la Imagen, por permitirnos estrenar esta conversación con Rafael Azcona y por esta fotografía del guionista en la biblioteca de su casa de Madrid en 1996.

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.