Entre   |  Regístrese

Escritos esquinados el blog de Mikel Arteta


Tamaño de texto: A | A | A

22 de septiembre, 2017

¿Paralizados ante la sedición? Una perspectiva en red de los últimos dos días

 

Una entrada poco habitual, disculpen. Les expongo dos días de Facebook más ajetreados de la cuenta. Una locura.

 

1) Me despierto el día 20 de septiembre, hace dos días, y leo que “el partido que gobierna con el PSOE en Baleares plantea un referéndum para 2030”. Los plazos, me digo, son correctos: si Cataluña se independiza se quedará con el gran puerto de Barcelona, la A7 hasta Francia, el ferrocarril, el litoral, en fin, el tejido económico y el caro suelo de la ciudad condal… Si las cosas se ponen feas, Baleares puede aguantar 12 años antes de abrazar a la vanguardista Cataluña para cortar la transferencia de rentas hacia un sur y oeste de España de los que se quieren desentender por ser más pobres (este es el proyecto secesionista, que no tiene nada de solidario ni de democrático, ya ven). Es el tiempo suficiente para que Cataluña se independice, haga su particular travesía por el desierto, pase sus penurias económicas y vuelva a entrar en la UE. Detrás de Baleares, apelando a la lengua, puede completar el puzle la C. Valenciana: el litoral es demasiado atractivo como para dejarlo escapar. Al menos, estos deben ser sus cálculos, imagino.

 

2) Veo que el editorial de El País se titula “Restablecer el orden constitucional”. Tantos años jugando con fuego, pienso…  ¿Y cómo reestablecerlo sin el PSOE, que no quiere saber nada del 155? En fin, no sé ni si leerlo.

 

3) Leo, seguramente tarde, que “La Guardia Civil detiene al equipo de Junqueras encargado de organizar el referéndum”. 13 detenidos por organizar el referéndum; la mano derecha de Junqueras incluida. Supongo que me alegro; es tarde pero al menos no se ha dejado de hacer lo que había que hacer. Rompo mi subjetivo orden temporal para colgar aquí el video que, al día siguiente, descubro sobre el cabecilla, LLuis Salvadó, al que acaban de detener: está radiografiando el golpe de Estado. Como para no detenerlo.

 

4) Copio un estado de un profesor, “amigo” de Facebook, que a su vez retoma una cita de Ryszard Kapuscinski:

 

“Tres plagas amenazan al mundo: nacionalismo, racismo y fundamentalismo religioso, cuyo denominador común es la irracionalidad más absoluta”.

“Cuando un periodista preguntó a un paramilitar serbio en las colinas de Sarajevo por qué disparaba sobre sus vecinos de ayer, su respuesta fue: ‘para vengar la batalla de Kosovo’. ‘Pero eso ocurrió hace 600 años’, le replicó el periodista. ‘Ya, pero yo me he enterado ahora’”.

 

5) Otro estado, esta vez de Dolores Agenjo:

 

“Desde las emisoras del régimen nacionalista se está animando a la población a la insurrección.”

 

Si montan algo en Barcelona habrá que acudir, me digo. Qué va… la gente no moverá un dedo por la democracia. Ya verás. No entienden que en la maldita democracia de audiencia en la que vivimos el poder político se legitima con fotos y videos. Un contrapicado oportuno vale más que mil palabras en una columna de opinión que leen cuatro gatos. El nacionalismo está tan por encima estratégicamente que da vergüenza. Menos mal que no es tan sencillo romper un Estado. Pero…

 

6) Tercer estado que copio, retoma un fragmento del último artículo de Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional:

 

"Todo va encajando, tal como acordaron durante una reciente cena en el domicilio del empresario Jaume Roures, se ha materializado ya el pacto entre los independentistas de ERC y la CUP con Podemos, y están organizando actos conjuntos. En otras palabras, se ha creado un frente político, de ámbito español, en el que confluyen las dos corrientes del populismo: la catalana independentista y la extrema izquierda española. ¿Contradictorio? En absoluto. Ambas corrientes son antiestablishment: pretenden desestabilizar el sistema político, lo que ellos llaman ‘régimen del 78’, e iniciar un nuevo proceso constituyente que otorgue la independencia a Cataluña y cambie la democracia española por otra de carácter distinto, a semejanza de ciertos países latinoamericanos. Así el problema ya no está solo centrado en Cataluña sino que se extiende a toda España".

 

7) Suena de fondo la TV. Escucho algo a Pablo Iglesias, con esa cadencia impostada que cada vez hiede más. Me da por escribir, retomando algo que ha dicho y que no dejo de escuchar, como un martilleo incesante que no significa nada:

 

“‘Los problemas políticos tienen que tener soluciones políticas’... dígase hasta el aburrimiento. Detrás de Podemos no hay nada.”

 

8) Recuerdo ahora una discusión que he tenido ese mismo día, horas antes, con un tipo cuyo perfil dice que trabaja en el periódico Contexto. No me extraña. Una discusión justo en el hilo del primer comentario que he retomado en esta entrada. El tipo me toma por algún indocumentado y me insta a leer a teóricos del nacionalismo. Me arroja a Bendict Anderson; a Hobsbawm (que él escribe con falta de ortografía). Aprovecho entonces y le cito a su querido historiador marxista aunque sé que no le va a gustar. Precisamente dice Hobsbawm que:

 

“El Estado se entiende, en la actualidad, […] en términos de posición estratégica en algún lugar del complejo circuito de una economía mundial integrada, que pueda ser explotada para asegurar una adecuada renta nacional. […] En nuestros días es evidente que Estados Unidos o Japón y sus compañías preferirán tratar con Alberta antes que con Canadá, y con Australia Occidental antes que con Australia, cuando se trata de llegar a acuerdos económicos (en ambas provincias existen, de hecho, aspiraciones autonomistas)”

 

Y en otro sitio dice también que: “Los nacionalismos separatistas de la Europa occidental, tales como el escocés, el galés, el vasco o el catalán, se muestran hoy favorables a dejar a un lado a sus respectivos Gobiernos nacionales y a apelar directamente a Bruselas en calidad de ‘regiones’”:

 

Y a continuación le pregunto “¿Qué crees que puedes darle con tu cobarde asimetría [su solución pasaba por un federalismo 'asimétrico'; debe creer que un catalán merece más que un extremeño o algo] a quien busca irse de un Estado para no redistribuir rentas? Siempre tendrán qué ganar [los nacionalistas] a menos que les digas que no se van y punto. Un referendum implica de facto la soberanía: ‘si puedo elegir irme es que ya soy soberano, soy una unidad de decisión’. Y si lo pudiesen hacer gratis, entonces sí se irían [como despediría gratis el patrón a todos los trabajadores si, llegado un pequeño bache, bajara la demanda]: por una sencilla razón, Europa los acabaría acogiendo si la separación fuera de mutuo acuerdo y así limitarían de entrada el 'efecto frontera’ por cuanto no hay aranceles dentro del mercado común y hay, además, libre movimiento de personas y capitales. Sólo pasarían a Europa un 1% de su PIB, que es de lo que se compone el presupuesto europeo; luego podrían poner los impuestos como les venga en gana, jugando al mismo dumping fiscal al que han jugado Luxemburgo o Irlanda. En fin, que menudo negocio y menuda izquierda abrirles el pasillo. No se trata del PP, le digo. El nacionalismo no es [meramente] reactivo. El nacionalismo tiene intereses muy claros y ha trazado la línea hace mucho para llegar a este punto y romper con la sola correlación de fuerzas. Sólo necesitan un aliado: la gente como usted, que se queda mirando y creen que, naturalmente, los nacionalistas pueden irse legítimamente porque la culpa es del PP. Hay que ser reaccionario”.

 

En otro momento me niega que el nacionalismo sea racista y xenófobo. Son muchas las citas racistas que uno podría recoger del entorno de CIU y de ERC. Pero de un vistazo rápido me viene esta del bueno de Junqueras a quien más adelante, avanzo, querré abrazar:

 

“Hay 3 Estados (¡sólo 3!) donde ha sido imposible agrupar toda la población en un único grupo genético. (…) En el Estado español, entre ‘espanyols’ y catalanes. En concreto, los catalanes tenemos más proximidad genética con los franceses que con los ‘espanyols’; más con los italianos que con los portugueses; y un poco con los suizos. Mientras que los ‘espanyols’ presentan más proximidad con los portugueses que con los catalanes y muy poca con los franceses”.

 

Por aquí pueden leer citas que muestran el racismo de Pujol, el “pal de paller” de Cataluña durante casi 30 años; algo que ahora se afanan en olvidar. Al parecer, el odio nacionalista hubiera brotó como un champiñón.

 

Me insta a exponerle si hay algún programa nacionalista que abiertamente avale mi tesis de que son reaccionarios, racistas, xenófobos. Como no vengo de Marte le cuelgo aquel programa infame de la estrategia de la recatalanización, planeada por Pujol en 1990. Parece mentira que me pregunte eso: 30 años de antidemocrática construcción nacional catalana, milimétricamente proyectada, son los que explican todo lo que sigue a continuación; por eso hemos llegado a este punto.

 

En un momento dado, con las malas formas del acaloro, le reprocho tajante a sus pobres argumentos (que son los de Podemos y la matraca de toda la Sexta):

 

“El problema es que ustedes no son capaces de enjuiciar políticamente lo que está ocurriendo. Sólo se llenan la boca con eso de que es una cuestión política: claro que lo es... pero digan de una puta vez qué intereses defienden ustedes y dejen de parapetarse en las faldas del pueblo, porque ése pueblo son las élites catalanas, que ya han hecho suyo a gran parte de los ciudadanos catalanes, que se relamen pensando que fuera de España y dentro de Europa les toca mayor parte del pastel. Si quieren soluciones políticas, digan ustedes qué soluciones son esas! ¿Darles más dinero a quienes ya tienen una renta per cápita y financiación por encima de la media? Y tienen los santos cojones de presentarse como gente de izquierdas? Eso es lo más reaccionario que ha parido madre (y en el fondo esto lo entienden hasta ustedes), por más que gocen ustedes de la etiqueta de la izquierda radical.

No son ustedes capaces de decir públicamente que el nacionalismo es un movimiento organizado para acaparar recursos comunes y ponerlos al servicio de los menos, para soltar lastre. Su único análisis político pasa por señalar lo obvio (oh, gracias): en Cataluña hay nacionalismo. Unos linces. Ahora bien... puede usted alimentar a la bestia hasta quedarse sin manos o tratar de desactivar las razones y motivaciones del egoísta, supremacista, racista y xenófobo nacionalismo. No osan calificarlo pero se trata de un clásico juego político de extracción de rentas. Porque ustedes están cómodos (o mejor, no se atreven a echarle huevos y recomponerlo) en el marco nacionalista que se mueve contra el fantasma de Franco. Les importa un pepino que los franquistas (los que niegan la pluralidad y se esconden tras un nacionalismo étnico para salvar sus intereses nacionales) sean hoy los nacionalistas siempre y cuando ustedes puedan presentarse públicamente como los adalides de la izquierda (en un país sociológicamente de izquierdas), por más que su programa coincida con el de la Liga Norte. O, si no coinciden con su programa (porque sobre esto parece que no tienen ninguna idea), están tan mal pertrechados de razones que sólo contemplan la posibilidad de ponerle la alfombra roja a la liga norte en nombre de la voluntad del pueblo. Eso (respetar la voluntad del pueblo), que no hacen con quienes han votado al PP o a Cs, que gobierna legítimamente las instituciones, pretenden ahora hacerlo con el secesionismo simplemente porque en el marco mental que han heredado y que no tienen capacidad ni voluntad de desmontar (porque son unos cobardes), el PP es el demonio y el nacionalismo pasa por amigo de los progres”.

 

9) Copio otro estado de Dolores Agenjo, que está a todas:

 

“Me dicen que ya están empezando a pedir las llaves a los directores, que los están llamando uno a uno. Y todos están diciendo que sí, excepto uno que se niega y podría ser de un instituto o colegio de Badalona.

De ser así, preparados para apoyarle.

Este es el caso que le hacen al TC los directores. Parece mentira que no se den cuenta los del gobierno de que los directores no van a cumplir la ley si quien les manda les ordena cumplir una ilegalidad y sigue detentando el poder”.

 

10) Me viene una ocurrencia a la cabeza. La escribo… ¿por si alguien la hace suya? El medio lo perdona todo. Espero que aquí se tenga en cuenta.

 

“Pena que un boicot a cuatro y la sexta no lo seguiría nadie... Eso sí sería una respuesta política”

 

11) De fondo la TV… Arrimadas en La Sexta.  No puedo reprimirme; lo suelto, igual soy injusto:

 

“Arrimadas: «todos los catalanes son buenos y demócratas». «Todos los proyectos son respetables según cómo se defiendan». «Quienes ahora se manifiestan en la calle son demócratas». «Todos los catalanes son demócratas hasta que se demuestre lo contrario».

Mire, yo entiendo que no quiere renunciar a ningún voto, pero si considera que una manifestación ilegal para defender una sedición está llena de demócratas usted no se merece su escaño.

Y el resto del discurso no era malo, pero llegados a este punto ese cálculo y la renuncia a golpear radicalmente su marco es un tipo más, menor si se quiere, de sometimiento. Tienen ustedes la comunidad infestada de nacionalistas, antidemócratas, golpistas. Lo primero para la cura es dar con el diagnóstico”.

 

12) Leo –y acabo colgando por si anima a la tropa, ya que el aire no alimenta- que “Barcelona amanece repleta de pancartas con la bandera española y la leyenda ‘Sí a España’”. Ojalá no fuera anecdótico, rumio para mí.

 

13) Veo que Borrell, prácticamente el único socialista que da algún momento de esperanza, ha dicho con nitidez que:

 

El referéndum es "un golpe de Estado sin tanques, que derriba un orden legítimo para imponer otro sin las mínimas garantías". El Gobierno catalán lidera "un régimen neototalitario" que ha ganado la batalla de la opinión pública "con una violencia verbal que empieza a ser insoportable" y ante el "pasotismo" del Ejecutivo español y de su presidente, Mariano Rajoy. Borrell vaticina "una crisis institucional de enormes proporciones, que puede convertirse en una crisis europea", no descarta episodios de violencia y asegura que el artículo 155 de la Constitución (la suspensión de la autonomía) "tampoco es la bomba atómica".

 

14) Copio otro estado. Alvise Pérez esta vez:

 

“Comienza el caos:

Dos agresiones en Barcelona. Rotura de cristales en la sede política del PSC. La izquierda abertzale de Sortu movilizando a sus juventudes y radicales de la Kale Borroka para 'desobedecer' en Cataluña. Hijos de concejales no nacionalistas aterrados por las amenazas en sus colegios. Carteles y pintadas con la cara de políticos y jueces llamando a su persecución por no someterse a la hoja de ruta nacionalista. Secretarios judiciales trabajando con pasamontañas por las amenazas que reciben si obedecen las órdenes de los jueces. Movilizaciones masivas de urgencia de la Policía Nacional y Guardia Civil ante la escalada de tensión por los últimos arrestos y que implican un contingente extra de más de 2.000 efectivos, con suspensión de permisos y alquiler de cruceros para alojarlos con seguridad...

Quien pensara que el nacionalismo y el marxismo cultural eran otra cosa, se equivocaba, porque es precisamente esto: caos, violencia, disturbios, asaltos, golpes de estado, racismo.

Desprecio por la ley y el estado de derecho.

Fascismo”.

 

15) Y otro estado, una imagen que desmiente toda la palabrería victimista del nacionalismo.

 

 

De hecho, su proyecto de Constitución ya determinaba "los límites territoriales" de Cataluña, sosteniendo así la indivisibilidad de la soberanía consagrada en nuestro artículo 2. ¿Qué esperaban? Pero en su caso, es peor: dejan la puerta abierta para anexionarse als "Països Catalans".

 

16) Cronológicamente me llegó más tarde, pero su sitio es aquí, a continuación de lo anterior:

 

Manuel Moriarti se ha encargado de recoger los pasajes más significativos de la Sentencia del TC italiano sobre la pretensión soberanista del Véneto.

Sentencia. 118/ 2015 de la Corte Costituzionale de la República Italiana, con motivo de las leyes de la Región del Véneto, de 19 junio de 2014, del referéndum consultivo sobre la independencia del Véneto

“…Se pretendía formular la pregunta «¿Quiere que el Véneto sea una República independiente y soberana? Sí o no?”»

…un referéndum tal se prestaría a ser utilizado indebidamente como medio de presión sobre la actividad legislativa del Parlamento, influyendo negativamente en la acción constitucional y política del Estado …sobre todo cuando se intenta que tal consulta constituya una manifestación de voluntad popular, anterior a la formación de la opciones del legislador, …

… Significaría .atribuir a los ciudadanos vénetos una legitimación para expresarse en una materia no permitida a todos los ciudadanos italianos, poniendo en peligro la unidad y la indivisibilidad de la República, en particular por la previsibilidad de movimientos que, en lugar de alimentar la solidaridad social , suscitarían tendencias centrifugas o pretensiones egoístas en la política económica.

… el referéndum consultivo no tiene tanto que ver con la libertad de expresión de los ciudadanos, como con las potestades del ente regional para formalizar una propuesta predefinida en función de un enfrentamiento de la Región con el Gobierno del Estado que altera los equilibrios previstos por el Constituyente: la vis peculiar del referéndum residiría precisamente en su formalización, que permite aglutinar el descontento de los electores regionales y, en particular, canalizarlo como instrumento de condicionamiento frente a los representantes que los mismos ciudadanos han elegido al Parlamento.

… En caso de procederse a una reforma constitucional el voto popular podría expresarse sólo a posteriori, en la forma del referéndum previsto en la Constitución, entre otras cosas porque el referéndum preventivo, aun no siendo vinculante, podría tener una notable influencia come instrumento de presión sobre los órganos políticos y se expone más al riesgo de una elección no racional por cuanto estaría ligada a situaciones contingentes.

…Implica una gravísima lesión del principio constitucional de unidad de la República que para nada excluye la autonomía, mientras la soberanía es un valor fundacional de la República unitaria que ninguna reforma puede cambiar sin destruir la identidad misma de Italia.

…La soberanía corresponde al conjunto del pueblo italiano, y esta soberanía estatal no resulta cuestionada ni por la integración supranacional ni por la afirmación del regionalismo. De la unidad e indivisibilidad de la República deriva la atribución exclusiva a sus órganos de la facultad de representar en sede internacional los derechos y los intereses de todos los ciudadanos.

…Es jurídicamente erróneo equiparar el referéndum consultivo a un espontaneo ejercicio cualquiera de la libertad de manifestación del pensamiento por parte de grupos de ciudadanos coordinados entre si.

Los referéndums populares, nacionales o regionales, incluso los de naturaleza consultiva, son institutos tipificados y deben desarrollarse en las formas y dentro de los límites previstos por la Constitución o establecidos en base a la misma.

..El referéndum consultivo previsto no solo afecta a cuestiones fundamentales de nivel constitucional, y come tales vetadas a los referéndums regionales, sino que sugiere subversiones institucionales radicalmente incompatibles con los principios fundamentales de la República

…La unidad de la República es uno de aquellos elementos tan esenciales del ordenamiento constitucional que se sustraen incluso al poder de revisión constitucional. Sin lugar a dudas, el ordenamiento republicano se funda asimismo en principios que incluyen el pluralismo social e institucional y la autonomía territoriales, así como su apertura a la integración supranacional y al ordenamiento internacional; pero dichos principios deben desarrollarse en el marco de la única República: la República, una e indivisible, que reconoce y promueve las autonomías locales Pluralismo y autonomía no permiten a las Regiones calificarse en términos de soberanía, ni permiten que sus órganos de gobierno se asimilen a aquellos que están dotados de representación nacional. Con más razón los mismos principios no pueden ser llevados al extremo de fragmentar el ordenamiento ni pueden ser invocados para justificar iniciativas dirigidas a interpelar a los electores, ni que sea a título meramente consultivo, sobre perspectivas de secesión cuyo objeto sea instituir un nuevo sujeto soberano. Una iniciativa refrendaria que, como la que examinamos, contradiga la unidad de la República nunca podría traducirse en un legitimo ejercicio del poder por parte de las instituciones regionales y por tal motivo se sitúa extra ordinem.

Por estos motivos

LA CORTE COSTITUZIONALE

... declara la ilegitimidad constitucional de la ley de la Región del Véneto, de 19 junio de 2014, del referéndum consultivo sobre la independencia del Véneto…

… 29 abril 2015

 

17) Estoy en la playa leyendo (tengo algunos días de vacaciones, eso explica todo este tiempo invertido, por cierto). Y recuerdo algo que he visto hace un rato: el comunicado del Barça. Digno de leerse. Uno no sabe si suben o si bajan. Cojo el móvil. Escribo algo así como que “habrá que resucitar a Gadamer para ver de qué lado están... Nadie se puso mejor se perfil ni consiguió antes que la moneda cayera de canto. Si no fuera por el contexto.”

 

Cuando no son golpistas, son cínicos o malabaristas.

 

18) Me acuerdo más tarde, ya en casa, de Margallo cuando dijo a UPyD hace ya tiempo aquello de que “os aplastaremos como una nuez”. Hay videos de Rosa pidiendo la aplicación del artículo 155 al menos desde 2014, cuando ya estaban avanzadas las “estructuras de Estado” catalanas y los secesionistas pretendían llevar a cabo un referéndum ilegal dijera lo que dijera el Constitucional. Ya entonces muchos medios contrarrestaban a los golpistas repartiendo culpas con el PP. Si hubiéramos actuado antes, me digo, no estaríamos aquí. El momento crudo hay que afrontarlo, pero cuanto más tarde, más riesgo. La miopía del cálculo electoral les hizo equivocarse de adversarios. Había alguien que nos tildaba de “enemigos” pero se prefirió mirar hacia los costados.

 

Por cierto, aprovecho ahora para recordar que el promotor del referéndum canadiense al que todo el mundo apela, Dion, el de la Ley de Claridad, afirma hoy que si en Canadá hubiera habido un artículo como el 2 de nuestro Constitución (y de la inmensa mayoría de constituciones del mundo) no habrían apelado a la Ley de Claridad contra los secesionistas, sino al orden constitucional: "Si en la Constitución de Canadá hubiera habido algo como el artículo 2 de la española, hubiéramos alegado que había que respetar la Constitución. Y si se quiere cambiar la Constitución, hay todo un proceso para hacerlo".

 

19) Cuelgo un documento que circula por la red. Profesores de Universidad que cancelan las clases para animar a los alumnos a participar festivamente de la sedición.

 

 

Hoy sabemos que los propios rectores están llamando a la manifestación, o sea, posibilitándola.

 

20) Copio un estado de Fernando Diego Tamayo que pone en su contexto la actuación policial:

 

“Ante los acontecimientos alarmantes y bochornosos de hoy me voy a permitir haceros un resumen más o menos cronológico para que, al menos, sepamos de qué estamos hablando:

A lo largo de cuatro charlas celebradas en 2016 el senador de Esquerra Republicana de Catalunya Santiago Vidal presumió públicamente de haber robado los datos fiscales de los ciudadanos de Cataluña: cito textualmente

"La Generalitat tiene todos vuestros datos fiscales. Esto es ilegal porque está protegido por la ley de bases de datos. Son unos datos reservados, en teoría los que llevamos este proceso no deberíamos tener acceso a ellos, pero a veces suceden cosas, no os diremos cómo, porque no es exactamente legal"

Además de esta cita, Santi Vidal también anunció que tenían partidas ocultas en los presupuestos por un valor de 400 millones de € para financiar el procés, y que habían hecho una evaluación ideológica de los jueces catalanes (unos 800) para saber con cuáles podrían contar después de la independencia. Por si no lo sabéis, todo eso es, también, delito.

El contenido de las charlas fue grabado en vídeo y subido a Youtube por miembros de la Asamblea Nacional Catalana. El periodista de El País Cristian Segura los revisó y publicó la exclusiva en su diario.

Santiago Vidal fue obligado a dimitir en 48 horas por sus propios compañeros de partido ante la magnitud aterradora de sus revelaciones. Por supuesto, negaron la veracidad de todo lo que decía el ya ex-senador.

La Fiscalía general del Estado y varias organizaciones privadas denunciaron a la Generalitat por lo que consideraban un uso indebido de datos personales de los ciudadanos, eufemismo para el robo de datos.

Esa denuncia llegó al juzgado de instrucción nº 13 de Barcelona. Juzgado de instrucción que hoy ha dado la orden a la Guardia Civil de detener para llevar a declarar a un elevado número de altos cargos de la Generalitat, acusándoles, básicamente, de robar nuestros datos y cedérselos a las organizaciones independentistas, un delito castigado con hasta siete años de prisión.

Es decir: la Generalidad (presuntamente) ha robado nuestros datos y se los ha entregado a una organización privada afín para organizar un referéndum ilegal. Repito: datos robados, cedidos ilegalmente a una organización amiga del partido en el gobierno, para la celebración de un acto político declarado no válido por la justicia.

Si estás a favor de esto, de acuerdo. Si quieres salir a la calle a defender el derecho de los políticos a robar tus datos (y los míos) y cedérselos a sus amigos, adelante.

Pero no lo llames democracia. Es mucho más parecido al fascismo”.

 

21) Les ahorro un par de entradas; en la segunda me desquito con el PSOE a quienes les di mi voto para evitar el sorpasso de Podemos. Desgraciadamente, como Podemos, no dejan de decir que “esto hay que arreglarlo políticamente” pero nunca enjuician políticamente qué opinan sobre que las élites políticas de una de las regiones más ricas de España se quieran ir con un suelo y una riqueza que es de todos los españoles (como de los catalanes son también el suelo de Badajoz o Madrid), avasallando para ello a más de la mitad de la población catalana (que ni quiere la independencia ni les ha dado siquiera su voto: tienen mayoría de escaños pero no de votos) y, por supuesto, ignorando a toda la población española, el sujeto de la soberanía a quienes ellos menosprecian, como menosprecian la ley.

 

22) Algo me hace reír antes de ir a dormir. Tengo que colgarlo: “así se ganan las batallas”

 

 

23) Me despierto. Veo que una conocida liberal parece legitimar la secesión alegando que España no ha hecho lo suficiente por satisfacer a Cataluña. Nadie explica cómo compatibilizar la democracia con dar privilegios a la región más rica. La igualdad (política) no aguanta cualquier agravio. Por definición. Pero poco antes Rallo, otro conocido liberal, había dicho que por qué Cataluña es de todos los españoles y Portugal, no. Tremendo: lo que sea el derecho y la soberanía da igual. Escribo entonces:

 

“¿Los liberales, que siempre han estado contra la secesión, ahora la apoyan? He visto 3 en dos días... No sé a qué obedece: ¿detrás de uno van todos?, ¿enajenación colectiva?, ¿les pagan?, ¿han decidido ser consecuentes justo ahora con su anhelo desintegrador?, ¿Se sacrifican por todos para cambiar el “frame” en España y que así tengan que retratarse sus enemigos de la izquierda (volcados hoy con el secesionismo)? Qué misterio... tan triste”.

 

En una discusión en este hilo aclaro que la deshonestidad procede de que cualquier liberal necesita satisfacer derechos de propiedad. Un Estado mínimo puede ser cosa de liberales. Defender la desmantelación del Estado hasta el anarco-capitalismo puede ser cosa de liberales (a mi juicio inconsecuentes, porque sin estructura que proteja los derechos de propiedad no sé adónde van). Pero si, por una parte, defienden la viabilidad de la fragmentación de Cataluña simplemente porque los dirigentes catalanes se autodeclaran sujeto de decisión; y si, al mismo tiempo, estos liberales no se declaran nacionalistas (no creen que el sujeto de decisión sea la nación antes que, por ejemplo, la comunidad de vecinos), lo cierto es que estarían abriendo la puerta a que Tarragona, Barcelona, Hospitalet o cada comunidad de vecinos haga su propio referéndum. Me pueden decir que es lo que defienden, claro. Pero además de jugar con insoportables boutades (porque, repito, no tiene sentido, siguiendo sus propias ideas, que prescindan de una organización política mínima que garantice derechos de propiedad) estarían siendo dramáticamente irresponsables: a estas alturas nadie les va a comprar la segunda parte de la película (los referéndums en Hospitalet o en cada comunidad de vecinos) mientras que sí están alimentando efectivamente a quienes, con fines nacionalistas y por lo tanto antiliberales, pretenden romper la igualdad política y civil. Me ahorro decir lo que pienso de ellos ahora mismo.

 

24) Leo que los "estibadores consideran que los cruceros son “barcos de la represión” y han tomado la decisión “en defensa de los derechos civiles”. La asamblea se ha reunido a las siete de la mañana para tomar una posición en relación con los registros efectuados ayer en las sedes de la Generalitat, en busca de material del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. “Se están vulnerando muchos derechos civiles, y como estibadores estamos afectados”, ha explicado Gabriel Jiménez, miembro de la OEPB."

 

 

Espero que el Gobierno reciba de una vez los apoyos del PSOE y acabe con el gremio más privilegiado de este país, que paraliza la industria de este país arbitrariamente, que se niega a cumplir la legislación europea y que ahora obstaculiza los ejercicios soberanos de la Policía en nombre del nacionalismo. Hasta aquí.

 

25) Junto con los estibadores se suman a los sedicentes los profesores de instituto. Comparto lo siguiente de un profesor de constitucional que lo encabeza así:

 

“El balance a estas horas: varias sedes del PSC atacadas (rotura de cristales y pintadas). El negocio de los padres de Albert Rivera, de nuevo, atacado. Y directores de instituto firmando justificantes para que los estudiantes bajen a la manifestación de las 12 en Barcelona”.

 

Las consecuencias, aquí:

 

 

26) Escribo más adelante:

 

“Si la deslealtad que estamos viendo en Cataluña (por parte de profesores de instituto y universidad, policías, estibadores y demás sectores abrigados y alimentados por las ubres públicas) no puede suceder en otros países es porque los Estados están presentes a lo largo de su territorio; si esto ocurre en Cataluña es porque el nacionalismo viene suplantando al Estado durante décadas, al punto de no cumplir con las sentencias del TS sobre derechos lingüísticos. Esto cambiará cuando el Estado entre en Cataluña y se haga presente... Lo que implica cambiar muchas cosas para ir dándole la vuelta a esas políticas que hace un par de décadas acabaron con 14.000 maestros catalanes arrojados de un sistema que desde entonces debía dedicarse a endilgar la religión nacionalista a sus proles. Implica Ir desactivando toda la construcción paralela que, entre bostezos en el resto de españa, el nacionalismo ha ido construyendo desde 1990... Casi nada. Pero no hay otro camino y margen para sutilezas queda poco. Ahogar financieramente a las ANC y Omnium, ahogar y reformar TV3... En fin. Que tenga suerte el nuevo arquitecto”

 

27) Cuelgo un artículo de Blanco Valdés (“Sedición, ¿cómo se fraguó esta locura?”), brillante como siempre. Nos recuerda cómo hemos llegado a la sedición. Trababa yo así de responder a quienes alegan constantemente que si hemos llegado hasta aquí es por culpa del PP, por elevar al TC la constitucionalidad del Estatut. No, hombre, no… llevan décadas con un objetivo bien claro.

 

28) Veo a Junqueras por televisión, en La Sexta. Parece que poco antes había llorado en la TV3. Lo tiene todo muy ensayado. Ella y la Rovira, lo llorones pobretones que captan a las abuelas. Rufián para los adolescentes. Esto va de buenos y malos… y el fascismo nunca llegó a ser un movimiento de masas presentándose como los malos de la película. Calculen… ¡Qué perdido va el personal! Tengo que escribirlo: “Quiero abrazar a Junqueras”.

 

En su discurso, por cierto, decía ser "un buen cristiano". No cabía duda: los buenos cristianos sabrán recompensárselo.

 

 

29) Pienso que por qué no propone el PP una ‘cuestión de confianza’. Quizás así alguien del PSOE dice por fin ‘esta boca es mía’; o eso o vamos a nuevas elecciones que probablemente darían al PP mayoría absoluta en Congreso y Senado.  Así los demás podrán decir que el PP está solo en el Congreso. “Solo con su mayoría absoluta, no te jode”, piensa uno, ya cansado. ¡El rodillo! Y sin depender de los chantajes del PNV; y de las cuitas insostenibles del PSOE y de Cs, que no quieren aplicar el 155 por más que estén atacando nuestra democracia de forma tan flagrante.

 

30) Me alegro de que por fin se acabe una ya demasiado vieja y justa reivindicación: “Ciudadanos condiciona el apoyo a los Presupuestos de 2018 a que el Gobierno prevea una partida para equiparar los sueldos de la Guardia Civil y la Policía con la de los Mossos d'Escuadra, la Ertzaintza y otras policías autonómicas”. El agravio cometido hasta ahora con la Guardia Civil no era soportable. ¡Muy bien, Ciudadanos!

 

31) Contemplo en una foto que los permisos otorgados por profesores de instituto y Universidad han dado sus frutos. Pero, en realidad, sólo gracias a la parsimonia de las autoridades. Con esto le bastó a la ANC para cortar la Diagonal sin autorización.

 

 

32) Tiempo para reírse. El Mundo Today se mofa un poco de Assange, a quien últimamente le ha dado por erigirse en vocero internacional del independentismo, declaración ridícula tras declaración ridícula:

 

 

33) Tiempo para ver cómo han dejado los indepes los coches de la GC tras los registros. Y dicen que estamos como con Franco… No sólo tuvieron que entrar los guardias civiles que entrar con pasamontañas y aguantar insultos y amenazas. Tuvieron además que salir de paisanos, escoltados, y se encontraron con esto. Entre las pegatinas sobre los coches destrozados, algunas que reivindican la reagrupación de los presos de ETA. Ya sabíamos que los violentos abertzales, aburridos de un tiempo a esta parte, iban a ayudar a sus amigos de las CUP. Sí, más que al franquismo lo que está pasando recuerda al País Vasco. No sé a qué lo niegan ahora tantos tertulianos. ¿Se creían eso de que sin violencia todas las ideas son legítimas? Hay que ser bobo. Ninguno quiere pasarse de la raya. Coño, si la raya está ya muy atrás. ¡Hablen, nombren, expliquen! Es decir, trabajen.